Gobernador, Fiscalía y Congreso: Todo el aparato estatal contra la UAS
sábado, 6 de julio de 2024
Gobernador, Fiscalía y Congreso: Todo el aparato estatal contra la UAS
 

Los diputados locales tienen la orden por parte del gobernador de sacar adelante la reforma orgánica de la UAS antes de que concluya el actual periodo legislativo. Para ello, no importa que se viole la constitución: el objetivo es apoderarse de la máxima casa de estudios.

 

Por Redacción De Primera Noticias.

 

 

El pasado 28 de junio, en conferencia de prensa, el diputado morenista Feliciano Castro Meléndrez anunció que el Congreso de Sinaloa había retirado el recurso de revisión interpuesto en contra de la sentencia favorable a la UAS que suspendía la aplicación de la Ley de Educación Superior.

 

Cabe recordar que tras la aprobación por los diputados locales de la Ley de Educación Superior en febrero de 2023, las autoridades de la UAS presentaron una impugnación ante la justicia federal, por encontrar inconsistencias que ponían en riesgo la autonomía universitaria.

 

En marzo de 2023, el Juez Octavo de Distrito le dio la razón a la UAS y se dio revés a la aplicación de la Ley de Educación Superior. Posteriormente, en enero de 2024, el Juez Primero de Distrito declaró inconstitucional la ley aprobada por la mayoría de los diputados de la 64 Legislatura.

 

En el fallo favorable a la universidad, el juez establecía que “la protección de la justicia de la unión es para los efectos de que el gobernador, congreso y Secretaría de Educación de Sinaloa, no apliquen en el presente ni con posterioridad a la UAS […] la Ley de Educación Superior del Estado publicada el 28 de febrero de 2023 en el Periódico Oficial de Sinaloa”.

 

Y el juez remataba el documento del fallo estableciendo que “como se analizó”, la ley aprobada por los diputados de Sinaloa “transgrede la autonomía universitaria”.

 

Ante esta decisión de la justicia federal, el Congreso de Sinaloa presentó un recurso de revisión o queja contra la decisión del juez, misma que hasta el 28 de junio pasado no había sido resuelta, aunque todo apuntaba a que el Congreso iba a perder el recurso puesto que ya, en dos ocasiones, la justifica federal había fallado a favor de la UAS.

 

Sin embargo, para evitar que se creara entre la opinión pública la percepción de que el gobierno de Rubén Rocha y los diputados estaban perdiendo el pleito contra la UAS, declararon que el Congreso había tomado la decisión de retirar el recurso de revisión como muestra de voluntad política para establecer una mesa de diálogo con las autoridades universitarias.

 

“Esta decisión se tomó con el fin de que las valoraciones jurídicas futuras no sean un elemento de retraso o dilación para el tema fundamental que es el desarrollo de la vida institucional de la UAS”, señaló Feliciano Castro en conferencia de prensa.

 

Pero esta decisión coincide con una segunda oleada de ataques contra la autonomía universitaria emprendida por el gobernador Rubén Rocha desde su conferencia semanera y secundada por los diputados locales de Morena y aliados y los representantes del Poder Judicial.

 

Cuestionado en la conferencia semanera del lunes 1 de julio sobre una reunión que sostuvo con los diputados locales para ordenarles que sacaran adelante la reforma a la Ley Orgánica de la UAS antes de que concluya el actual periodo legislativo, el mandatario estatal rechazó que él tenga ingerencia en el poder legislativo.

 

“De todas maneras dicen que yo los mando [a los diputados], pero no es cierto”, declaró Rocha, aunque momentos después confirmó que dicha reunión sí se llevó a cabo pues se lamentó de que entre los diputados asistentes (“no había ninguno que formalmente fuera del PAS”, dijo) hubo quienes pasaron la información a Héctor Melesio Cuén Ojeda (“el señor que les conté”).

 

Un día antes, en un video publicado en redes sociales, el líder pasista había dado a conocer esa reunión en la que presuntamente se sobornó a diputados locales salientes con ofrecimientos de trabajo en la administración pública, a cambio de que sacaran adelante la Ley Orgánica de la UAS, antes de que termine la 64 Legislatura.

 

Apurado por el ejecutivo estatal, el diputado Ricardo Madrid, presidente de la Mesa Directiva del Congreso estatal, reconoció que solo le quedan tres meses para cumplir con el mandato, aunque sostuvo que “con esa poquita agua que le queda al bule tenemos tiempo suficiente para reformar la Ley Orgánica de la UAS sin ningún problema”. Aunque prometió “ceder un poco” para “lograr lo más que es la reforma”.

 

Por su parte, la Comisión de Protocolo y Régimen Orgánico Interior del congreso, determinó que existen 36 proyectos de iniciativa para reformar la Ley Orgánica de la UAS que cumplen con los requisitos para continuar su proceso legislativo.

 

Sin embargo, advierten abogados de la UAS, ninguna de esas iniciativas puede considerarse legal, pues de acuerdo a lo que establece la Ley Genera de Educación Superior, en su artículo segundo, se indica que “cualquier iniciativa o reforma a las leyes orgánicas referidas deberá contar con los resultados de una consulta previa, libre e informada a su comunidad universitaria, a los órganos de gobierno competentes de la universidad o institución de educación superior a la que la ley otorga autonomía,  y deberá contar con una respuesta explícita de su máximo órgano de gobierno colegiado”.

 

© 2023 DEPRIMERA NOTICIAS
Todos los derechos reservados