Socios, amigos, rivales: Los testigos estelares contra El Chapo
Publicado el: 23/10/2018 01:22:43 p.m. en
Socios, amigos, rivales: Los testigos estelares contra El Chapo
 


En unas semanas más Joaquín Guzmán Loera enfrentará a su destino en la Corte Federal para el Distrito de Brooklyn, en Nueva York, al llevarse a cabo el juicio del que, seguramente, no saldrá bien librado, acusado por cargos que de comprobársele le estarían dando la cadena perpetua. En estos largos meses, los fiscales del Departamento de Justicia han tratado con extrema reserva y precaución los nombres de los testigos que presentarán testimonios para tratar de hundir al capo oriundo de La Tuna, Badiraguato, incluso se ha solicitado protección especial para ellos y sus familias, bajo el temor de que el largo brazo de la venganza del Cártel de Sinaloa los alcance. Aunque sus identidades no se conocen, los fiscales han dado pistas de quiénes estarán sentados en el estrado como testigos, porque entre ellos van ex socios e incluso hasta rivales. Esta es una baraja aproximada que podría revelarse dentro de pronto.

 

 

 

Por Redacción / De Primera Noticias.

 

 

 

Al menos cinco de los ex socios de Joaquín “El Chapo” Guzmán que permanecen bajo custodia estadounidense podrían estarse sentando prontamente en el estrado de los testigos para rendir declaración en contra del ex líder del cártel de Sinaloa, que el próximo 5 de noviembre enfrentará el juicio en la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, pero no será fácil ya que los abogados de Guzmán Loera buscarán librarlo a toda costa de la cadena perpetua.

 

 

Para esto, El Chapo contrató a los mejores litigantes de Estados Unidos, entre ellos el abogado de la mafia Jeffrey Lichtman, famoso por representar a la familia Gambino de Nueva York y evitar que John Gotti Jr., fuera a la cárcel. Por supuesto, este equipo legal también se caracteriza por cobrar sumas millonarias a sus clientes.

 

 

Del otro lado están los mejores fiscales del país, que ya cuentan con informes completos sobre los testigos colaboradores. Entre ellos, de acuerdo con un despacho periodístico del New York Times, se encontrarían los hermanos gemelos Pedro y Margarito Flores, Vicente Zambada Niebla, Dámaso López Núñez y su hijo Dámaso López Serrano.

 

 

Todos ellos serían los testigos estelares, además de otros más que tambien se relacionado con el capo, y que hoy están sentenciado a la espera de una sentancia en caso de aportar información que ayude a desmantelar grupos criminales y a formular nuevos cargos contra operadores.

 

 

Pero además, el Departamento de Justicia cuenta con otros nombres, como José Rodrigo Aréchiga Gamboa, El Chino Ántrax y Rubén Beltrán León, El Chuy Rául, conocido también como El Trébol, detenido en Culiacán y extraditado a la Corte Federal de Chicago. Es en esta última corte en donde han sido procesados otros supuestos ex sovios de Guzmán Loera que eventualmente también podrían ser testigos colaboradores.

 

 

 

Los hermanos Flores

 

 

Sin duda Pedro y Margarito Flores han sido los más famosos testigos colaboradores, ya que han participado en decenas de casos. Gracias a ellos, el Departamento de Justicia pudo enjuiciar a decenas de involucrados en una red trasnacional de trasiego y venta de narcóticos. Por años fueron los socios favoritos del Cártel de Sinaloa cuando todavía los Beltrán Leyva eran parte de la estructura.

 

 

Pero más tarde en 2008, con la ruptura de los Beltrán con el Cártel, El Barbas le exigió definición a los Flores, que recibían toneladas de cocaína y metanfetamina que a su vez repartían entre varios grupos mafiosos en por lo menos 8 estados de la Unión americana. Con las presiones vino el asesinato del padre de los hermano, Margarito Flores, lo que provocó que los gemelos buscarán a la DEA para hacer un trato.

 

 

La Agencia Antidrogas ya seguía de cerca sus pasos y la de sus socios en Ilinois, pero con la colaboración de los mellizos el gobierno gringo empezó a documentar pruebas para encausar a los principales miembros del cártel de Sinaloa y de los Beltrán Leyva, desde llamadas telefónicas grabadas hasta conversaciones en vivo en la sierra de Sinaloa y Durango, hasta donde los Flores viajaban para cerrar tratos.

 

 

Según archivos del Departamento de Justicia, los Flores comenzarón en el mundo de las drogas muy jóvenes, alrededor de 1998, pero fue a partir del 2005 cuando su organización comenzó a crecer exponencialmente. A partir del 2008, empezaron a colaborar con la DEA.

 

 

En enero de 2015, los Flores fueron sentenciados a 15 años de prisión. Sus esposas publicaron este año “Las esposas del Cártel”, un libro donde relatan sus vivencias en el mundo del narco.

 

 

 

El Vecentillo

 

 

 

El caso de Vicente Zambada Niebla sigue en el misterio, por eso se estila que puede ser otro de los testigos estelares, ya que también formó del entramado que los Flores ayudaron a destejer. De hecho, su sentencia todavía sigue en el limbo, y mucho se ha especulado que el Departamento de Justicia espera que aporte información valiosa sobre los miembros del Cártel de Sinaloa con los que trabajó.

 

 

El Vicentillo fue uno de los primeros lugartenientes en ser presos tras la narcoguerra de 2008. Fue detenido en la Ciudad de México luego de una reunión con agentes de la DEA en el Hotel Sheraton de Reforma, a un lado de la Embajada de Estados Unidos. Se estima que un soplo de la DEA fue quien puso en alerta al Ejército que esa noche de junio lo capturó junto con sus escoltas en Fuentes del Pedregal.

 

 

Zambada Niebla, el primogénito de Ismael Zambada García, generó controversia en el sistema de justicia gringo al presentar a través de sus abogados la figura de “autoridad pública”, lo cual implicaba que la DEA le había dado 'carta blanca' para traficar drogas a cambio de entregar información que llevara a la captura de los enemigos del cártel.

 

 

Sin embargo, el tema no prosperó y los fiscales y los abogados llegaron a un acuerdo, el cual se desconoce sus detalles debido a que no hay sentencia explícita. Por eso, se prevé que sea otro de los testigos contra El Chapo.

 

 

 

El Licenciado y las prisas por la extradición

 

 

 

Dámaso López Núñez tuvo prisas por ser extraditado. Su caso se resolvió en los tribunales mexicanos 14 meses después de su detención ocurrida el 3 de mayo en la Ciudad de México, en donde se había ocultado de la guerra que libraba en contra de los hijos del Chapo Guzmán.

 

 

Pero un indicio de que El Licenciado podría ser otro de los testigos estelares es además de su rápida extradición -a petición del gobierno estadounidense- también en cuanto pisó la Corte Federal del Distrito Este de Virginia se declaró culpable y dentro de pocas semanas puede conseguir una sentencia que van de los 15 a los 20 años de prisión.

 

 

López Núñez además podría contar con información de primera mano sobre las actividades del Chapo al frente de su organización criminal, ya que fue uno de los principales operadores  cuando Guzmán realizaba importantes negocios. Además, fue uno de sus alumnos y después socios más avanzados.

 

 

Sin embargo, a tres de los pistoleros de El Licenciado se le señala de ser los responsables del crimen del periodista Javier Valdez Cárdenas, por lo que la PGR ya mandó a pedir su declaración a través de cooperación internacional.

 

 

 

El Mini Lic y su caso en pausa

 

 

 

Tras el arresto de su padre, Dámaso López Serrano puso tierra de por medio de la guerra que libraba el grupo criminal contra Los Chapitos, y fue a entregarse a fines de junio a los federales en Caléxico. A los días fue presentado a la Corte Federal de San Diego, en donde también en pocos meses se declaró culpable de los cargos.

 

 

El Mini Lic habría señalado que prefirió entregarse a ser asesinado junto con su familia por la guerra de exterminio que se librababa por la supremacía del Cártel. Según se ha informado, en los meses posteriores a su entrega a la DEA, estuvo colaborando brindado información sobre actividades de integrantes del grupo criminal. Lo cierto es que todavía no se sabe a quién haya delatado.

 

 

Sin duda, sería otra carta contra El Chapo, a pesar de haber sido su padrino de bodas y de dedicarle narcocorridos a Guzmán como el jefe de la organización. Al final todo dependerá de el trato que le ofrezca el gobierno gringo, y como se sabe, en estos casos hasta cambio de identidad pueden tener los testigos y sus familias.

 


DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA