Sinaloa, una gran fosa clandestina
Publicado el: 12/04/2019 01:35:48 p.m. en
Sinaloa, una gran fosa clandestina
 

 

Durante el arranque del 2019 brotaron las fosas clandestinas en Sinaloa como huellas de la tragedia colectiva en la que los grupos delincuenciales al amparo del gobierno, han convertido la tierra de los once ríos. Tan solo los últimos dos meses, casi 50 cuerpos han sido exhumados por los colectivos de búsqueda de desaparecidos, quienes rastrean los terrenos y baldíos en busca de sus seres queridos. Allí entre tierra húmeda o seca, emergen los restos de personas que un día terminaron su vida gracias a la barbarie que impera en nuestra entidad.

 

 

Al colectivo Madres y Padres con Hijos Desaparecidos les informaron el punto exacto donde excavar para encontrar los restos de personas desaparecidas. Llegaron allí con la esperanza de encontrar a uno de los suyos, y se llevaron la sorpresa que junto a los cuerpos de dos personas inhumadas estaban por los menos 10 cámaras de videvigilancia urbana que fueron robadas en meses pasados.

 

 

Fue en un predio de El Roble, cercano a las playas de El Tambor, Navolato, en donde el viernes 22 de marzo este colectivo de búsqueda, apoyado por personal de la Comisión Nacional y Estatal de Derechos Humanos hicieron el hallazgo. Las labores de excavación iniciaron a las 11 de la mañana de ese día y fue hasta la tarde cuando concluyeron.

 

 

Estos dos hallazgos en el mismo sitio, marcaron el mes de marzo en Sinaloa como uno en los que más fosas clandestinas se han encontrado. Tan solo de febrero al mes siguiente, fueron encontrados 48 cadáveres sepulpados y que quizá los responsables esperaban que nunca fueran hallados. Porque el crimen organizado no solo busca asesinar a sus víctimas, también busca borrarlas para siempre, despojarlas de nombre e identidad, dejar a las familias en vilo, con la incertidumbre lacerante del que nunca regresa a casa.

 

 

La tard de aquel viernes, los fuertes rayos del sol no detuvieron las excavaciones del los miembros del colectivo. Así con el coraje y la esperanza mezclados, avanzaron hasta arrancar de la tierra inerte a dos personas que habían sido sepultadas clandestinamente.

 

 

La fosa de Culiacancito

 

 

Fue el 9 de marzo cuando otro colectivo también liderado por mujeres, por madres, por hermanas, hicieron otro hallazgo e hicieron emerger de las entrañas del sudsuelo en un predio de la sindicatura de Culiacancito otros dos cuerpos que habían sido inhumados por delincuentes.

 

 

Al principio, las Sabuesos Guerreras creyeron que se trataba de un solo cuerpo que estaba en una zona cercana de La Planatera, limítrofe entre Culliacancito y Navolato, pero más tarde comprobaron junto con el personal forense que se trataba de los restos de dos personas victimadas.

 

 

Las rastreadoras habían llegado por la mañana a aquel paraje en la unidad que han bautizado como su Sabueso Móvil, de donde bajaron sus herramientas necesarias y empezaron con las labores. Primero tropezaron con un cuerpo, y al sospechar que había más, tuvieron que suspender la búsqueda al caer la tarde.

 

 

Al día siguiente continuaron con sus labores, excavaron más agujeros en la tierra con ayuda de una retroexcavadora, pues palas y picos resultaron insuficientes. Fue ahí donde brotó el segundo cuerpo.

 

 

El personal de la Fiscalía General del Estado procedió a revisar los restos humanos. Se comentó en el lugar que las víctimas estaban vendadas del rostro y lo único que se logró describir fueron sus vestimentas, pues también presentaban avanzado estado de putrefacción.

 

 

El predio fue localizado gracias a la experiencia que las Sabuesos Guerreras han logrado en el rastreo y mapeo de fosas clandestinas. En esta ocasión, observaron una especie de huerta rodeada de árboles frondosos y sitiado por parcelas de maíz.

 

 

Una de las víctimas traía puesto un pantalón azul marino oscuro, mientras que la otra traía uno de mezclilla con bóxer negro. Fue imposible asegurar algún tipo de credencial que avalara los generales de ambos cuerpos, por lo que fueron trasladados al Servicio Médico Forense a espera de identificación.

 

 

En el lugar se dijo que se tendrían que mandar a realizar exámenes de ADN debido al estado en que fueron hallados, pues una identificación de rostro y señas particulares resulta casi imposible.

 

 

 

En Elota también brota un cuerpo

 

 

En un predio del ejido Rosendo Niebla, otro colectivo, ahora la agrupación de Rastreadoras Voces Unidas por la Vida de Culiacán, localizaron otra fosa el domingo 24 de marzo pasado.

 

 

Según los informes, la víctima sepultada de manera clandestina ya presentaba un estado de osamenta, pero entre la tierra fue posible identificar una camisa color azul manga larga.

 

 

El colectivo notificó el hallazgo a las 13:00 horas y solicitaron la presencia del personal de la Fiscalía General del Estado para realizar las diligencias de ley. El cuerpo como la mayoría de los que son encontrados en fosas, fue trasladado al Semefo de Culiacan.

 

 

Mazatlán era una fosa más grande

 

 

Un total de 44 cuerpos fueron encontrados nada más en Mazatlán por el grupo de rastreadoras Tesoros Perdidos Hasta Encontrarlos, los últimos tres fueron hallados apenas el martes 26 de marzo.

 

 

La gran fosa que es Mazatlán empezó a ser descubierta por las rastreadoras, también familias que buscan a sus seres queridos contra viento y marea, y pese a amenazas, el 7 de febrero.

 

 

Sencillamente a las mujeres se les ocurrió empezar a excavar en un predio de Miravalles debido a que el sitio parecía propicio para ser tumba clandestina de las víctimas de la violencia en este municipio del sur.

 

 

Primero encontraron un cuerpo, al que se empezaron a sumar dramáticamente otros hasta alcanzar a sumar 9 ese mismo día de febrero. En otro predio no muy lejos, en el fraccionamiento Santa Fe, localizaron dos restos humanos más.

 

 

Pero fue del 6 al 12 de marzo cuando los cadáveres empezaron a reberlarse de sus tumbas clandestinas y comenzaron a emerger. En total, en esos días, brotaron 24 cuerpos en las fosas clandestinas.

 

 

Según las integrantes de este colectivo de búsqueda, fue una corazonada las que las guió hasta este valle desolado; según comentaron a algunos medios, esta zona es poco transitada, tiene una tierra que parece fácil de excavar, lo que la vuelve propicia para que grupos delincuenciales excaven y sepulten a personas victimadas.

 

 

Pero justo la noticia del hallazgo de decenas de cuerpos en las fosas de Miravalles recorría los medios nacionales, cuando el colectivo Una Luz en el Camino informaron que se iban a desintegrar debido a amenzas sufridas en contra de sus integrantes.

 

 

Y es que este grupo había rastreado cuerpos en la zona de Palmillas, cuando fue intimidado para abandonar la búsqueda. Sin embargo, a pesar del medio y la amenaza latente, continúan en sus actividades, ahora con más precaución.

 

 

Se reinstala Comisión Nacional de Búsqueda

 

 

En México parece que solo las víctimas cumplen con una labor ardua de buscar y encontrar a sus seres queridos, pues el Estado mexicano, a pesar de que a fines de 2017 se aprobó una Ley General, continúa sin brindar una verdadera atención a las familias.

 

 

La negligencia del gobierno de Peña Nieto llevó a que ahora con Andrés Manuel López Obrador se volviera a instalar la Comisión Nacional de Búsqueda de desaparecidos, ya que la anterior simplemente fue un total fracaso.

 

 

Con la participación de cientos de colectivos a nivel nacional, incluyendo los 12 existentes en Sinaloa, en un evento oficial en Palacio Nacional, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, llamó al compromiso humanitario por la búsqueda de personas desaparecidas.

 

 

“Hagamos un compromiso humanitario, de manera respetuosa hago este llamado para que fijemos el compromiso de que para el tercer trimestre del año, todos los estados cuenten con una Comisión de Búsqueda funcional y efectiva que esté cerca de las familias”, dijo la funcionaria federal.

 

 

Por su parte, la Comisionada Nacional de Búsqueda de Personas, Karla Quintana Osuna, llamó a demostrar que es posible cerrar filas y construir un frente común para lograr salir de la crisis por la que atraviesa México, en materia de desapariciones.

 

 

“Nuestro Gobierno no es un gobierno indiferente. Que mientras nos sigan faltando las y los desaparecidos, México seguirá incompleto y nuestra sociedad seguirá lejos de la justicia y la verdad que tanto merece. El reto es monumental, y lo enfrentaremos con todas las medidas que tiene a su alcance el Estado. Empezamos juntos a construir horizontes de esperanza para estar en posibilidades de reconstruir el tejido social. Sin las familias, nunca”.

 

 

Sin embargo, varias integrantes de los colectivos de Sinaloa expresaron que le guardan poca fe a este instrumento institucional. Será hasta que cumpla con las expectativas cuando se podrá dar una evaluación de la Comisión Nacional y las comisiones estatales que apenas se van a formar.

 

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA

abortion pill in augusta ga

abortion pill in augusta ga

fluoxetine 20mg side effects

buy fluoxetine go

where to buy abortion pill in usa

where to buy abortion pill in usa corladjunin.org.pe
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA