Sinaloa: un peligro para las mujeres
Publicado el: 2/12/2018 11:27:11 AM en
Sinaloa: un peligro para las mujeres
 

 

La entidad fue colocada en un informe del SNSP como el estado con mayor cantidad de feminicidios registrados en 2017. Los datos proceden de reportes enviados por la Fiscalía General del Estado que calificó como “feminicidios” todos los casos de mujeres asesinadas en Sinaloa. La interpretación del delito ha dado lugar a que otras entidades como Aguascalientes o Baja California Sur, por ejemplo, no hayan reportado ni un solo feminicidio el año pasado y que hayan clasificado todos los asesinatos contra mujeres como “homicidio doloso”. De acuerdo con la vicefiscal Nuria González Elizalde, solo el 30% de los feminicidios en Sinaloa se ha resuelto. Culiacán, Mazatlán y Navolato son los tres municipios que registraron más agresiones contra mujeres.

 

 

Por David Fuentes M.

 

 

La madrugada del viernes 19 de enero una llamada al número de emergencias alertó del asesinato de una mujer en su propio domicilio. Se trataba de María de Jesús Quiñones Favela, de 51 años de edad, psicóloga y empleada de la Secretaría de Educación Pública y Cultura. La mujer fue encontrada por uno de sus hijos en medio de un charco de sangre en el departamento donde vivía en la colonia Benito Juárez, en Culiacán.

 

De acuerdo con las autoridades, fue asesinada con arma blanca. El suceso generó la indignación de amigos, compañeros de trabajo y familiares de María de Jesús, quienes protestaron afuera de las instalaciones de la Fiscalía General del Estado exigiendo justicia para la primera mujer asesinada en Sinaloa en lo que va de 2018.

 

Pero ese mismo 19 de enero, a las 19.30 horas fue reportado el asesinato de otra mujer, también en la capital del estado. La víctima llevaba por nombre Elizabeth N, de 40 años, quien fue atacada con arma de fuego. Los hechos ocurrieron en el interior de su domicilio, en la calle 29 de diciembre, entre 13 de marzo y 12 de diciembre, en la colonia 5 de Mayo. De acuerdo con testigos, un sujeto a bordo de un auto llegó hasta la vivienda de la mujer, ingresó a la casa y fue entonces que se escucharon detonaciones de arma de fuego.

 

Estos fueron los primeros dos casos de mujeres asesinada en 2018 en Sinaloa, que de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) registra el número y la tasa más elevada de feminicidios de todo el país.

 

Según datos del informe “Incidencia Delictiva con Perspectiva de Género” del SNSP, 95,421 mujeres fueron víctimas de algún delito en 2017 en todo el país. De ese total, 64% correspondió a denuncias por lesiones dolosas, 15.8% por lesiones culposas, 2.71 por homicidios dolosos y 0.73% fue colocado por procuradurías y fiscalías estatales en la categoría de feminicidios.

 



De acuerdo con la legislación mexicana, un feminicidio debe obedecer a razones de género, cuando la víctima presenta signos de violencia sexual de cualquier tipo, lesiones infamantes, mutilaciones previas o posteriores a la privación de la vida. Para la Fiscalía General de Sinaloa, todos los asesinatos contra mujeres registrados en Sinaloa durante 2017 entran como feminicidios.

 

Eso explica el hecho de que, en los datos proporcionados al SNSP, no exista registro de ningún “homicidio doloso” cometido contra mujeres en Sinaloa: todos fueron encarpetados como feminicidios, caso contrario a la medida que aplicaron otros estados como Querétaro, Aguascalientes y Baja California Sur, los cuales no registran ningún feminicidio, pero sí presentan números alarmantes de mujeres asesinadas.

 

El informe da cuenta del incremento de homicidios contra mujeres en ambas categorías (doloso y feminicidio) en todo el país. Mientras que en 2015 se registraron 1,755 homicidios dolosos, la cifra subió a 2,210 casos en 2016 y 2,585 en 2017.

 

El estado de México (301), Guerrero (219), Chihuahua (212), Baja California (211) y Guanajuato (159) son las entidades con mayor número de casos. En datos de víctimas por cada cien mil mujeres, las principales entidades son Baja California Sur (22.8 homicidios por cada cien mil mujeres), Colima (18.4), Zacatecas (14.6), Baja California (11.8) y Guerrero (11.8).

 

En casos catalogados como feminicidios, la cifra subió de 389 en 2015, a 580 en 2016 y 671 en 2017. Sinaloa es la entidad que reporta el mayor número de víctimas por este delito con 82 casos, seguido de Veracruz (79), Oaxaca (58), Estado de México (57), Nuevo León (43), Ciudad de México (37), Sonora (32), Chiapas (29), Tabasco (28) y Jalisco (27). En cifras de víctimas por cada cien mil mujeres, Sinaloa sigue encabezando la lista con 5.33 feminicidios por cada cien mil mujeres, seguido de Oaxaca (2.73), Morelos (2.65), Tabasco (2.26), Sonora (2.13) y Veracruz (1.87).

 

Las fiscalías y procuradurías de Aguascalientes, Baja California Sur y Querétaro determinaron que ninguna mujer asesinada en esas entidades fue víctima de feminicidio y colocaron todos los casos en la categoría de “homicidio doloso” con 9, 91 y 34 casos, respectivamente.

 

A nivel nacional estos son los municipios que registraron más feminicidos: Culiacán, Mazatlán, Cajeme, Veracruz, Navolato, Xalapa, Centro, Ahome, Acapulco y Cárdenas (Tabasco), en ese orden.


 


En Sinaloa la violencia contra las mujeres la encabeza Culiacán con 32 feminicidios en 2017, seguido de Mazatlán (15), Navolato (10), Ahome (8), El Fuerte (5), Angostura (3), Badiraguato (2) y Mocorito (2).

 

En el delito de lesiones dolosas, la cifra nacional escaló de 51,471 casos reportados en 2016, a 61,035 mujeres víctimas ya sea de golpes, maltratos o heridas producidas con distintas armas. Estado de México (14,476 denuncias), Guanajuato (5,136), Jalisco (5,122) y Baja California (4,898) son los estados que más reportan este delito. En Sinaloa se denunciaron 931 mujeres víctimas de lesiones dolosas.

 

En llamadas relacionadas con incidentes de abuso sexual, la cifra nacional pasó de 3,925 casos en 2016, a 3,797 en 2017. Los estados que más reportes cuentan por este delito son Chihuahua (579), Nuevo León (567) y Baja California (532). En Sinaloa hay 144 reportes.

 

Después de que se dio a conocer el reporte del SNSP, la vicefiscal de Sinaloa, Nuria González Elizade, informó que de los 82 feminicidios registrados en 2017, las autoridades estatales habían logrado esclarecer el 30% de los casos. Asimismo señaló que se lograron 352 sentencias condenatorias por el delito de agresiones contra mujeres y violencia familiar. En la mayoría de los casos, indicó, los responsables fueron hombres cercanos a las víctimas ya sea en razón de parentesco o por vínculos sentimentales.

 

De los responsables del otro 70% de mujeres asesinadas no se sabe nada. Entre esos casos impunes, dolorosos para la ciudadanía, destaca el de la menor Dayana Esmeralda, la niña de seis años que fue raptada a las afueras de su domicilio en San Pedro, Navolato, el 6 de junio. Tuvieron que pasar casi cinco meses para que fueran encontrados unos restos óseos que, de acuerdo con la versión oficial, tras exámenes periciales y de genética se determinó que se trataba de la menor extraviada.

 

Otro caso de impunidad es el de la joven estudiante Jovana Sarahí Mendoza Osuna, de 16 años, desaparecida desde el 3 de octubre en la cabecera municipal de Navolato y encontrada sin vida el 12 del mismo mes en una parcela cercana a la comunidad La Michoacana. De acuerdo con la versión de las autoridades, la adolescente se dirigía a su casa, en la colonia 5 de Febrero, cuando fue raptada. El cadáver se encontraba en avanzado estado de descomposición y junto a él estaba tirado el uniforme (pantalón azul y blusa blanca) y una libreta morada con su nombre.

 

Ambos casos, junto con muchos otros más, permanecen en la impunidad a pesar de que desde mediados del año pasado la Fiscalía anunció la creación de la Unidad de Violencia Contra las Mujeres, la Familia y Grupos en Estado de Vulnerabilidad. El fiscal Juan José Ríos Estavillo señaló en aquella presentación ante los medios que la nueva Unidad tendría la misión de garantizar los derechos de las mujeres y niñas a una vida libre de violencia. Esto luego de la declaratoria de Alerta de Violencia de Género con que cuentan cinco municipios de Sinaloa y que, por lo visto, no han servido para nada.

 

 

 

 

 

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA