Qué ver este fin de semana en YouTube (de manera legal): Operación Monumento
Publicado el: 8/20/2017 10:03:04 AM en
Qué ver este fin de semana en YouTube (de manera legal): Operación Monumento


Un grupo de expertos en arte buscan rescatar las piezas de arte que los Nazis han robado durante la guerra para intentar salvar la memoria de la humanidad antes de que el nazismo acabe con ella.

 

 

Por Sergio Ramos.

 

George Clooney es un personaje rentable. A lo largo de su carrera ha encarnado una y otra vez el prototipo del galán maduro, encantador y con clase. Cada vez que aparece en pantalla, el Sr. Clooney da lecciones de cómo construir un personaje nomás a base de dejarse llevar con desenfado por el papel. Lo hizo en la trilogía de Ocean´s Eleven, del otrora prometedor Steven Soderbergh; lo repitió en Up in the air, de Jason Reitman; y lo volvió a hacer en Gravity, de Alfonso Cuarón, donde su personaje del veterano astronauta apunto del retiro Matt Kowalski servía para aligerar momentáneamente la tensión producida por la expresión siempre agobiante de Sandra Bullock. De ahí que la postura de los espectadores ante su presencia resulte siempre radicalmente opuesta: o te dejas llevar por su carisma desparpajado o vomitas sobre su sonrisa de galán encanecido.

 

Pero si frente a las cámaras, Clooney puede provocar opiniones opuestas, cuando se coloca en la batuta de director y emplaza la cámara se vuelve un hábil contador de historias capaz de asomarse a los vericuetos más íntimos de sus personajes. Lo hizo en Confesiones de una mente peligrosa, escrita por el guionista experto en delirios mentales, Charlie Kaufman. Lo repitió, con mayor gloria, en Buenas Noches y Buena Suerte (2005), ya sobre un guión propio, en donde el tono íntimo y expresionista alcanzado por el blanco y negro y la persistencia de los close up servían de vehículo para narrar el dilema interior de un periodista acosado por el macartismo.

 

Varios años después Clooney vuelve a colocarse tras las cámaras para contar la historia de un grupo de soldados y expertos en arte que en plena Segunda Guerra Mundial buscan recuperar pinturas y objetos de arte robados por los Nazis durante su invasión en Varsovia, Amsterdam y París.

 

El soldado George Stout (Clooney) se da a la tarea, previa aprobación del presidente Roosevelt, de organizar un equipo de expertos en arte –ajenos a la milicia- que ayude en la tarea de recuperar las obras de arte más valiosas en manos de los alemanes para que, una vez terminada la guerra, regresarlas a sus lugares de origen y que no muera todo ese legado cultural que los Nazis piensan quemar en caso de perder la guerra.

 

De la misma manera que en Armageddon o en Ocean´s Eleven, la misión disparatada reúne a un grupo de heterodoxos personajes encarnados en John Goodman, Bill Murray, Jean Dujardin y Cate Blanchett, dispuestos a darlo todo –incluso a pasar por un breve y caótico periodo de entrenamiento militar- con tal de salvar la memoria histórica de la humanidad.

 

La cinta oscila entre el suspenso, la comedia y la acción, muy al estilo de la trilogía de Soderbergh, pero con ciertos elementos en su reflexión final que la colocan muy por encima de cualquier comedia baladí. 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA