El asesinato anunciado del secretario del Ayuntamiento de Guasave
Publicado el: 02/12/2019 04:10:57 p.m. en
El asesinato anunciado del secretario del Ayuntamiento de Guasave


Desde que fue nombrado como secretario del Ayuntamiento de Guasave, José Luis Guerrero Sánchez pronto empezó a dar muestras de que pretendía todo el poder: se peleó con aliados, no dejó prosperar ningún otro proyecto político al interior de la administración que no fuera de acuerdo con él o con la alcaldesa; también era conocido por ejercer presión sobre medios, sobre regidores e, incluso ahora, se sabe, “charoleaba” en campaña con que tenía amistades del “bajo mundo”. Todo esto desembocó en el mediodía de aquel viernes 15 de noviembre, cuando un grupo de matones presuntamente vinculado a una mafia local decidió su suerte y lo degolló tras un choque en un céntrico crucero del municipio. Detrás de su crimen, se apuró a decir Aurelia Leal, está la narcopolítica.

 

 

 

Por Redacción De Primera Noticias

 

 

 

El operativo criminal para ejecutar al secretario del Ayuntamiento de Guasave y mano derecha de la presidenta municipal por el Partido Encuentro Social, Aurelia Leal López, tuvo que haber sido planeado al mínimo detalle la tarde del pasado 15 de noviembre. No se trataba sólo de una camioneta, sino de varias unidades que, por al menos tres cuadras, estaban esperando que pasara el extinto funcionario municipal.

 

 

De acuerdo con las primeras investigaciones, fueron tres sujetos a bordo de una camioneta GMC Sierra color blanco, con logotipos de una empresa de granos, la que encabezó el operativo criminal. Con ella intentaron cerrarle el paso a José Luis Guerrero Sánchez en pleno centro de Guasave, pero al escapar, los sicarios optaron por impactar la unidad contra la RAM color rojo, la cual se estrelló en la esquina de Blas Valenzuela y Juan Carrasco.

 

 

Enseguida, los responsables descendieron de la GMC Sierra y acuchillaron y degollaron la humanidad de Guerrero Sánchez, cuyo cuerpo quedó a un lado de su RAM. Todo estaba planeado para que así fuera, de acuerdo con fuentes municipales, porque quien habría ordenado el crimen no “quería que se calentara la plaza”, por lo que “es más conveniente hacer pasar todo como un homicidio común”.

 

 

Incluso tan así fue, que la primera versión que surgió en medios digitales y en redes sociales fue que el poderoso secretario de Aurelia Leal había “fallecido en un accidente”. Horas más tarde, después de la autopsia legal, la Fiscalía General del Estado informó en un comunicado que el funcionario había sido apuñalado por lo menos en diez ocasiones y presentaba además una herida profunda en el cuello.

 

 

También se confirmó que los agentes de la Policía Municipal y de Tránsito llegaron al sitio del crimen más de 15 minutos después, siendo que se trata de un lugar céntrico. Y, sobre todo, personal de la Fiscalía reveló que estos elementos habían contaminado la escena del asesinato.

 

 

Además, sin ningún tipo de cuidado, la camioneta usada por los delincuentes, abandonada en el lugar de los hechos, fue remolcada a una pensión particular sin ser analizada pericialmente, lo que ocasionó que se perdieran huellas y posibles pistas, lo que abona a la sospecha. Ante esta situación anómala, se indicó que los agentes involucrados serían mandados citar para aclaraciones.

 

 

 

Se anida la sospecha

 

 

 

Fue durante el funeral en que la controversia se desató. Al calor del acto fúnebre, y delante del cuerpo de Guerrero Sánchez, la alcaldesa Aurelia Leal López exigió la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador y hasta pidió con urgencia la presencia de la Marina, la Guardia Nacional y el Ejército.

 

 

“Le exijo a la Fiscalía General de la República que este crimen no quede en la impunidad, le pido al Gobierno Federal que se vengan las fuerzas armadas aquí a Guasave, porque no podemos continuar con esto, esto lo llamo yo una narcopolítica también”, declaró.

 

 

Fuentes de la Fiscalía General revelan que en este municipio del norte el único grupo criminal que predomina es el de Fausto Isidro Meza Flores, El Chapito, pero indicaron que desconocen si la presidenta municipal se refería a una colusión entre políticos y narcos.

 

 

Sin embargo, para nadie era un secreto que José Luis Guerrero Sánchez tenía un carácter duro y conflictivo. Cuando fallaba el diálogo, buscaba imponerse a costa de la intimidación y la bravuconada, cuentan personas que vivieron de cerca esta situación.

 

 

“Ni se diga con los periodistas, llevaba muy mala relación, logró censurar muchas cosas. En una ocasión a un compañero le rompió en su cara la acreditación para un evento oficial del gobernador”, cuenta un joven reportero de la localidad.

 

 

 

Había denuncias en su contra

 

 

 

Pero si bien a la alcaldesa Aurelia Leal calificó Guerrero Sánchez como un hombre y amigo excepcional, así como una pieza fundamental en su administración, también se sabe que era un funcionario de claroscuros, al que por lo menos dos veces había sido denunciado por ex aliados políticos. Según testimonios obtenidos por DeprimeraNoticias, también se le acusa de ser el autor intelectual de la agresión a otras tres personas: un periodista, una regidora y una ex funcionaria del Ayuntamiento.

 

 

En cambio, la presidenta municipal lo recordó así durante el velatorio:

 

 

“Quienes cegaron tu vida saben perfectamente que nos asestaron un fuerte golpe a la vida municipal, quienes cobardemente te asesinaron fue porque les estorbabas, porque estabas interrumpiendo proyectos. Desde hacía dos semanas no cesaban los ataques en contra de nosotros, hoy están los resultados, pero te digo que no nos vamos a arrodillar, vamos a seguir.”

 

 

La última denuncia pública en contra Guerrero había sido apenas el 6 de noviembre pasado, cuando Julio César Cervantes, fundador del Partido Encuentro Social de Guasave, acudió a Los Mochis a ofrecer una conferencia de prensa para dar a conocer la querella. La entrevista la ofreció en Ahome debido a que en Guasave los medios temían sacar este tipo de conflictos.

 

 

Cervantes señaló a Guerrero Sánchez de nepotismo, enriquecimiento ilícito y amenaza de muerte, y explico que desde la campaña fueron reiteradas las intimidaciones.

 

 

“Desde la campaña el señor (secretario) llegó charoleando, amenazándome a mí de muerte en repetidas ocasiones, yo nunca dije nada, nunca dejé de trabajar ni de sumar esfuerzos en la campaña. El señor llegó con piel de cordero incluso lo ayudamos con su campaña para diputado y no le podíamos ni hablar”, declaró, según un diario local.

 

 

“Nosotros decidimos denunciarlo por los delitos de nepotismo, enriquecimiento ilícito, amenaza de muerte y lo que resulte, la denuncia ya está interpuesta ante el Órgano Interno de Control y esperamos que sea resuelto. Queremos también señalar que la alcaldesa iba tomado el mando del municipio cuando ya estaba estrenando una camioneta Xtrail 2019 sin cobrar las propiedades que han comprado ella y el secretario, casas de millones de pesos, tienen al municipio destrozado y en banca rota”.

 

 

La primera denuncia había sido interpuesta por Luis Miguel Verdiales Moreno, ex presidente del PRD en Guasave, por motivos similares.

 

 

Según la versión de Verdiales Moreno, dada a conocer por Noroeste, la amenaza de parte de Guerrero hacia su persona se registró alrededor de las 20:35 horas del 28 de marzo frente a una conocida gasolinera ubicada frente a las instalaciones de la Cruz Roja.

 

 

“El día de ayer 28 de marzo, siendo aproximadamente las 20:35 horas, fui a la gasolinera que está enfrente de la Cruz Roja, cuando de pronto escuché que me hablaban de una camioneta blanca doble cabina Ford Ram y me acerqué yo porque no sabía quiénes eran, hasta que me fui acercando miré que eran Felipe Manzanárez, el jefe de asesores de la presidenta municipal, y el secretario del Ayuntamiento, José Luis Guerrero Sánchez.”

 

 

Concluyó que esa noche el extinto secretario lo amenazó de muerte y le profirió groserías, pero ante el temor se retiró en su unidad. Estas denuncias públicas nunca se investigaron y, por el contrario, la alcaldesa respaldó siempre a su mano derecha en la administración municipal.

 

 

 

Gobierno enrarecido

 

 

 

Desde la campaña en que el hoy victimado era coordinador, todo el ambiente político estaba enrarecido como nunca. El 1 de julio de 2018, siendo candidata, Aurelia Leal denunció ante los medios amenazas de muerte, golpes y hasta “levantamientos” de parte de grupos armados hacia su equipo de trabajo.

 

 

Tan pronto como el tsunami de Morena hizo que Leal se alzara con el triunfo en Guasave, fue Guerrero quien empezó a moldear su proyecto como propio. Se enemistó con personas que participaron en la campaña con tal de obtener los mejores puestos en el Gobierno municipal y una vez que tomaron protesta, su estilo agrio y soberbio empezó a chocar con algunos integrantes de medios de comunicación.

 

 

Pese a existir toda esta situación de un ejercicio del poder de manera implacable, Guerrero Sánchez siempre optó por la negación y por rechazar cualquier imputación. Por el contrario, aseguraba que él era blanco de ataques políticos de sus adversarios. Más de una semana después del crimen, la Fiscalía no había ofrecido móviles del caso.

 

 

 

 

 

 
DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA