Narco se atribuye “limpia” de asaltantes en Culiacán
Publicado el: 21/06/2019 01:28:08 p.m. en
Narco se atribuye “limpia” de asaltantes en Culiacán
 

En el Culiacán sin ley, los robos patrimoniales siguen asfixiando a los ciudadanos, y aunque cada mes las autoridades salen a decir que las estadísticas de delitos van a la baja, lo cierto es que no todo tiene que ver con las estrategias gubernamentales sino con el mismo ritmo que dictan las organizaciones criminales. Uno de los ilícitos que se estaban registrando cada vez más en la capital es el despojo de efectivo a clientes de bancos, uno de estos golpes de hasta 500 mil pesos, pero a fines de mayo empezaron a circular videos en redes sociales en donde jóvenes eran grabados y obligados a confesar bajo amenaza que ellos eran responsables de esta oleada de asaltos que los que incluso se ha sospechado de los empleados bancarios, ¿ante el desparpajo, tiene que ser la misma delincuencia la que imponga el orden en la ciudad?

 

 

Redacción De Primera Noticias.

 

 

“Mi nombre es Usiel, el último jale que nos aventamos fue el día viernes, fueron 20 mil pesos en la colonia Díaz Ordaz, se han aventado varios jales así, son gente que anda chambiando en la calle viendo dónde sacan, qué retiran para ir a tumbar”, señala el joven hincado mientras se escuchan voces alteradas que lo interrogan.

 

--¿Nombres?

 

--El mío es Usiel Palafox, el otro es Antonio Salas y el otro se llama Samuel, el apellido no me lo sé, son las únicas dos personas.

 

--¿Qué carros?

 

--Traen un Susuki nuevo del año

 

--¿De cuáles?

 

--De los Swits, color blanco, y un Beat blanco.

 

--¿Qué más?

 

--Nada más, oiga, y el Sentra este. La dirección es en Juntas del Humaya y el otro vive para el Estadio de los Dorados, desconozco el nombre.

 

En otro video, este mismo joven envía un mensaje a las personas que andan “tumbando” tanto efectivo como vehículos en la capital del estado, al advertirles que si no dejan de delinquir le pasará lo mismo que a él. “Déjense de hacer estas cosas”, sentencia el joven que en apariencia permanece sentenciado por otros jóvenes.

 

De acuerdo con fuentes extraoficiales, varios de los últimos homicidios y levantones registrados en la capital del estado obedecen a una presunta “limpia” que están realizando los grupos criminales relacionados al Cártel de Sinaloa. Las autoridades han reportado el asesinato de jóvenes debido a estos motivos, como los dos que aparecieron a principios del mes de mayo en el maletero de un automóvil Volkswagen abandonado en un predio de construcción del sector Portalegre, así como los adolescentes encontrados con huellas de tortura y con cochecitos de juguete pegados al cuerpo, en marzo pasado.

 

“Van a seguir apareciendo cuerpos en Culiacán, hay como 16 morros guardados orita”, señala una fuente de seguridad pública.

 

Y es que, a decir de estas mismas fuentes, los grupos de jóvenes que se dedican a robar en la ciudad “andan por la libre” aunque cuando son detenidos por agentes policiacos intentan “charolear” diciendo que pertenecer a un grupo del narcotráfico.

 

 

Los bancos y clientes en la mira

 

 

Los bancos y los clientes que acuden a retirar dinero son un blanco principal, aunque se desconoce si con la “limpia” que corre actualmente estos disminuyan en las próximas semanas. Lo cierto es que uno de los últimos asaltos bancarios en la capital se dio apenas el pasado miércoles 29 de mayo cuando dos jóvenes irrumpieron en el banco Banamex de la calzada Heroico Colegio Militar y calle Clavel de la colonia Margarita.

 

Apenas iban abrieron los empleados a las nueve de la mañana cuando los dos asaltantes entraron y con lujo de violencia despojaron de 80 mil pesos a los cajeros. Uno de los sujetos vestía una camisa manga larga a rayas y el otro un pantalón de mezclilla color negro.

 

Días atrás, el 14 de mayo la sucursal Banamex del sector Cañadas, ubicado sobre el bulevar Virreyes, a unos metros de la avenida Álvaro Obregón, fue atracada por un grupo de asaltantes que incluso mantuvieron secuestrados a clientes y empleados durante varios minutos, sin que las corporaciones arribaran para detenerlos.

 

El hecho fue reportado a las 2:30 de la tarde, minutos después llegaron policías en patrulla y motos, quienes realizaron un operativo por los alrededores sin encontrar a los ladrones.

 

El 9 de mayo se registró el asesinato de un ingeniero agrónomo oriundo de la sindicatura de Costa Rica, el cual fue acribillado a tiros luego cuando circulaba sobre el bulevar Jesús Kumate y Calzada Aeropuerto, a unos dos kilómetros de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública.

 

La víctima, identificada como Humberto, y quien trabajaba para una agrícola, era el encargado de retirar fuertes cantidades de dinero cada quincena para el pago de la nómina de la empresa. Por lo regular la agrícola solicitaba a la custodia de la Policía Municipal cuando esto sucedía, pero ese día, víspera del Día de las Madres, Humberto se arriesgó a ir sin escoltas.

 

Cuando circulaba en una camioneta pequeña de la marca Dodge Ram por referida vialidad al filo de las 2:30 horas, después de salir de la sucursal bancaria, fue interceptado por dos sujetos que viajaban en una motocicleta. Uno de ellos se bajó y le disparó a Humberto, ante los ojos de decenas de automovilistas que a esas horas transitaban por el lugar e incluso ante las cámaras de videovigilancia del C-4i, que tanto presume como efectivo el Gobierno de Quirino Ordaz Coppel.

 

Familiares de la víctima indicaron que Humberto contaba con una larga trayectoria en el campo de la agronomía en Sinaloa, y era una persona tranquila que no se metía en problemas. La empresa PASSA Agroservicios para la que trabaja le daba la responsabilidad del recurso de la nómina debido a que había demostrado que era una persona confiable.

 

 

El modus operandis

 

 

Así como fue asesinado Humberto, así se han registrado otros casos en Culiacán. El retiro de una fuerte cantidad de efectivo se ha vuelto un temor constante entre empresarios y ciudadanos, que ya no pueden ir con tranquilidad a hacer estas transacciones sin el riesgo de verse asaltados o asesinados.

 

Esta forma de operar en la ciudad, en donde los clientes son atracados en cuanto salen de las sucursales bancarias o en su defecto son seguidos hasta ser emboscados, ha levantado sospechas en torno a los empleados. De estos ilícitos la Fiscalía General del Estado no ha informado fehacientemente.

 

Quizá por eso, los delincuentes vinculados al narco se han hecho “justicia por propia mano”.

 

Tan solo el 14 de abril pasado, dos asaltantes asestaron un fuerte descalabro a las finanzas de una persona al despojarla de la cantidad de 500 mil pesos luego de salir del banco Banorte del Bulevar Emiliano Zapata, en la colonia Jorge Almada.

 

Ese mismo día y con minutos de diferencia, también robaron a otro cliente del Banorte del bulevar Diego Valadés, en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, al que le quitaron 72 mil pesos.

 

El cuentahabiente de la sucursal del Zapata, temiendo que lo peor pasara, se hizo acompañar de un agente de la Policía Municipal, lo cual no impidió que los sujetos le despojaran de los 500 mil pesos que acababa de retirar, además de las llaves de un Nissan March color blanco en el que se desplazaba.

 

Tras el asalto, el policía reportó a la corporación, por lo que de inmediato tendieron un operativo. Los delincuentes abandonaron el Nissan March a unas calles para despojar otro vehículo a una persona que iba pasando, debido a que los perseguían.

 

Al volver a ser interceptados por los agentes, que los traían a punta de balazos, los ladrones volvieron a abandonar esta segunda unidad, pero en ese momento lograron detener a uno de ellos, mientras que el otro logro darse a la fuga.

 

La Fiscalía no ha revelado si este modus operandis contacta al personal del banco y menos ha explicado por qué los delincuentes logran saber las cantidades que retiran estos clientes que han sido víctimas. En redes sociales se he reportado que el robo a clientes no solo va dirigido contra quienes retiran grandes sumas de dinero, sino que últimamente se conforman con 20 mil pesos o más.

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA