Mar de Fondo. Policías corruptos en la tierra sin ley
Publicado el: 06/09/2018 01:23:05 p.m. en
Mar de Fondo. Policías corruptos en la tierra sin ley
 

 

Es muy poco el resultado que la Fiscalía General de Sinaloa presenta en materia de combate a la corrupción en los cuerpos policiacos y para acabarla de amolar cuando logra integrar alguna carpeta de investigación esta es desechada en los juzgados en cuanto llega, por deficiencias en la investigación.

 

El Ministerio Público se vuelve generador de escándalos, de ocho columnas en los periódicos, pero cuando se trata de integrar una acusación con todas las de la ley va fracaso tras fracaso, originando que lo presuntos delincuentes imputados se rían de quien en lugar de procurar justicia lo que pretende es inflar expedientes para mostrar rendimiento en su desempeño.

 

Así ocurrió esta semana cuando cuatro elementos de la Policía Estatal Preventiva, escoltas de Carlos Alberto Hernández Leyva, director de la corporación, fueron acusados de actos de extorsión y finalmente un juez de control los declaró exentos de culpa porque la Fiscalía le aportó elementos de prueba que ni un niño de preescolar hubiera creído.

 

Los presuntos policías extorsionadores detuvieron un vehículo en la sindicatura de San Pedro para revisarlo debido a que circulaba a alta velocidad, traía vidrios polarizados y carecía de placas. Hallaron a dos personas, quienes dijeron ser menores de edad, con dos bolsas que contenían mariguana: una con 8 gramos y otra con 18 gramos.

 

De acuerdo a la acusación del MP los policías dejaron ir al conductor del vehículo, después de que este alegó que nada más les daba raite hacia Navolato a los jóvenes en posesión de la droga. Pero en cuanto el chofer se vio libre acusó a los agentes de la PEP de privar de la libertad a los muchachos, exigiéndoles cuatro mil pesos a cada uno para ponerlos en libertad. 

 

El caso es que esta situación puso en el centro de la preocupación ciudadana la existencia de policías extorsionadores a pesar de que las autoridades estatales y municipales juran que ha tenido éxito la "limpia" en los cuerpos de seguridad pública, contrario a la percepción social que no se sabe si es peor caer en manos de agentes policiacos o miembros de la delincuencia. 

 

Y la última ficha del dominó de la confianza en las instituciones la tumbó la carpeta acusatoria que la Fiscalía presentó contra los policías estatales preventivos que más tardaron en entrar al juzgado que en salir con la sonrisa de impunidad tatuada en los labios. Y al final tanto la PEP como la Fiscalía se reiteraron ineptas en la función de restablecer la seguridad, estado de derecho y seguridad para los sinaloenses. 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA