Mar de Fondo: ¿Quién cuida a Sinaloa?
Publicado el: 26/07/2018 01:03:52 p.m. en
Mar de Fondo: ¿Quién cuida a Sinaloa?

 

Con comerciantes que se quieren armar en Culiacán para defenderse ellos mismos de los asaltos, agricultores que son afectados por los huachicoleros y colonias en las ciudades que han quedado a expensas de la delincuencia, la seguridad pública en Sinaloa está en crisis y desespera a los ciudadanos comunes y corrientes que buscan a la autoridad y no la ven por ningún lado.

 

En contraparte, la delincuencia que deriva del narcotráfico continúa haciendo de las suyas, lo cual se manifiesta con el repunte en junio de homicidios dolosos y la fuga de dos reos de alta peligrosidad, integrantes del cártel de Sinaloa, que se registró en el penal de Aguaruto violando todos los filtros de seguridad carcelaria.

 

Paralelamente, la salida del general Genaro Robles Casillas de la titularidad de la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno del Estado, y la sustitución por otro militar de igual rango, Fermín Hernández Montealegre, exhiben el fracaso de las políticas públicas para proteger a los sinaloenses, con el consiguiente período de inestabilidad que significa el traslado de mandos.

 

Es por esa razón que el presidente de la Cámara de Comercio de Culiacán, Octavio Crespo Sánchez, propone que los propietarios o encargados de los establecimientos se armen para defenderse de los ataques de la delincuencia común, donde la experiencia dice que en los pocos casos que se detiene a los malhechores son puestos en libertad en cuanto pisan los tribunales.

 

Eso es parte de la frustración ciudadana que ve desfilar los convoyes de militares para enfrentar a la delincuencia organizada, mientras observa y padece la ausencia de vigilancia por parte de corporaciones policiacas que tendrían que estar a su máxima capacidad de movilización para prevenir los robos y asaltos, o bien actuar con detenciones en flagrancia delictiva.

 

Los agricultores del Valle de Culiacán, al decir de su dirigente Sergio Esquer Peiro, enfrentan a bandas de maleantes que los despojan del combustible que requieren para las labores de cultivo y ya en el colmo de la ingobernabilidad se llevan lo que pueden, en el saqueo habitual donde la autoridad nunca pone orden.

 

¿Quién cuida a Sinaloa? En sectores habitacionales de Culiacán, como son los casos de las colonias Chapultepec, Fovissste Chapultepec y Guadalupe, la gente de bien no halla a quien acudir para pedirle que haga valer la ley contra los delincuentes. La Policía no atiende los llamados de auxilio y las acciones de patrullaje policial están paralizadas.

 

Como ya ha sucedido en anteriores ocasiones, ¿se verán orillados a poner la seguridad personal y patrimonial en manos de los gatilleros del mismo crimen vertebrado?

 

 
DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA