Machismo y trata de personas en la política mexicana
Publicado el: 13/10/2018 01:14:46 p.m. en
Machismo y trata de personas en la política mexicana
 

 

El reciente caso del senador panista Ismael Cabeza de Vaca enviando mensajes machistas y haciendo apología de la trata de personas no es único. La jungla política mexicana está llena de personajes similares que, gracias al poder que tienen, se creen intocables y autorizados para violar leyes que, curiosamente, en el papel y ante los medios, ellos mismos han apoyado.

 

 

 

Por Alfredo Rendón.

 

 

 

El pasado 26 de septiembre el senador de la coalición Por México al Frente, Ismael García Cabeza de Vaca, fue sorprendido por las cámaras de varios medios de comunicación mientras sostenía una conversación en WhatsApp con otras dos personas donde asume que una joven es una trabajadora sexual.

 

 

Sentado en su escaño durante la comparecencia del secretario de Hacienda, al senador por Tamaulipas parecía no importarle mucho lo que decía José Antonio González Anaya, mientras él conversaba con dos de sus contactos llamados “Manito” y “Gero” dentro de un grupo denominado “Three Amigos”.

 

 

Ante la foto de una joven en lencería, uno de los amigos del senador le dice: "Pásame el cel del padrote, no seas gacho, ya me la quiero zumbar",  a lo que Cabeza de Vaca le responde: “Ya somos 2”, mientras el tercer contacto sube un emoticón de un cerdo y una trompa.

 




 


La joven de quien hablaba el senador es Fernanda Moreno, una modelo y estrella de las redes sociales (sobre todo en Instagram, donde tiene más de 140 mil seguidores) en las que aparece en decenas de fotos modelando para distintas marcas de ropa y otros productos.

 

 

Fernanda, quien tiene 20 años y es estudiante del tercer semestre de la carrera de Mercadotecnia en la Universidad del Valle de México, empezó a recibir decenas de solicitudes de amistad en Facebook y miles de nuevos contactos en Instagram a partir de la difusión de la noticia, donde además empezó a ser bombardeada con todo tipo de mensajes.

 

 

"En el momento en el que yo me enteré, creí que era una broma y no le tomé demasiada importancia. Pero empecé a ponerme muy nerviosa porque es un tema delicado del que se me acusa y me preocupaba mi familia y en qué iban a pensar", afirmó la modelo en entrevista con El Financiero.

 

 

Tras lloverle las mentadas en redes sociales, Cabeza de Vaca tuvo que ofrecer una disculpa “por la forma ofensiva en la que me expresé en una comunicación privada durante la sesión del Senado”, y añade que no debió “participar en una conversación claramente misógina, mucho menos con esas palabras, más allá de una broma inapropiada, nunca tuve otra intención”.

 

 

La conversación, en efecto privada, denota claramente dos cosas: el machismo del o los servidores públicos que participan en el intercambio de mensajes y la clara incitación a la trata de personas cuando se pide el “cel del padrote”. También pone en evidencia la hipocresía de los políticos que, dientes hacia fuera, hablan de defender los derechos humanos, mientras que en lo privado, hacen todo lo contrario.

 

 

Cuando era candidato de la coalición Por México al Frente, García Cabeza de Vaca (hermano del gobernador de Tamaulipas) participó en eventos encabezados por mujeres en el municipio Río Bravo, con las que se comprometió a trabajar en equipo para empoderarlas.

 

 


Así lo señaló en sus redes sociales el 8 de junio: “Reconocemos que las mujeres de Tamaulipas son líderes. En Río Brazo junto con María Elena Figueroa, Carmen Pérez nos comprometemos a trabajar en equipo para empoderarlas”, y luego añadía los hashtag #MujeresConCabeza y #TiemposDeCambio.

 

 

"No sé por qué llegaron mis fotos al teléfono de este señor", dijo la joven en un vídeo publicado en su cuenta de Instagram. "No soy escort. Me preocupa mucho que mi imagen se vea embarrada en esto. Tengo novio, tengo familia y estudio en la universidad”.

 

 

El senador del PAN no es el único político que ha sido señalado de machismo e incitación a este tipo de delitos. En Sinaloa, recordemos, está el caso del diputado del PRI Carlos Montenegro Verdugo, quien el 4 mayo de 2017 fue captado por la cámara de un teléfono celular mientras, en el pleno del congreso, le daba un “arrimón” a la diputada María Eugenia Medina, también del PRI, quien en lugar de denunciar a su compañero de bancada le daba simplemente un manotazo y soltaba una carcajada.

 

 

Tras el escándalo que generaron esas imágenes, ambos diputados aparecieron en otro video en el que aseguraban que sus acciones habían sido malinterpretadas y que “no todo lo que circula en las redes sociales tiene que ser cierto”. Lo que más llamó la atención fue la manera en que la diputada defendió a Montenegro exculpándolo ante la cámara: “No Carlos, no hay nada que disculpar, no hubo ninguna agresión ni falta de respeto pero sí era importante que ustedes tengan la aclaración de parte nuestra”.

 

 

Otro de los casos que se recuerda en Sinaloa lo dio a conocer la ex diputada Yudit del Rincón Castro (quien falleció el 13 de septiembre de 2017 víctima del cáncer) cuando en 2009 denunció, en plena tribuna del congreso del Estado, la existencia de una red de prostitución con estudiantes de la UAS, que presuntamente involucraba a los entonces legisladores Gómer Monárrez Lara y Jesús Valdés Palazuelos. De acuerdo con la ex diputada panista, esa información la había obtenido por la denuncia de varias madres de familia que se habían acercado a ella para denunciar lo que sus propias hijas estaban comentando que ocurría a las afueras de las prepas de la UAS. Aunque la Procuraduría General de Justicia de Sinaloa abrió una carpeta de investigación por lo que se dio en llamar la “red de los Milky Way”, lo cierto es que dichas investigaciones nunca prosperaron y el expediente sigue abierto.

 

 

Más diputados del conservador Partido Acción Nacional (que históricamente se ha opuesto al matrimonio igualitario, a la legalización del aborto y a promulgar leyes a favor de las familias diversas) se han visto involucrados en escándalos con escorts y bailarinas de table dance. En enero de 2014, diputados federales y funcionarios del Comité Ejecutivo Nacional fueron captados mientras se encontraban en una fiesta en Puerto Vallarta en la que hubo bailarinas, banda sinaloense y mucho alcohol.

 

 

Uno de los diputados que aparecía en el video eran Luis Alberto Villarreal, quien en ese entonces era coordinador de la bancada del PAN en el Congreso de la Unión y quien tras darse a conocer las imágenes tuvo que renunciar a su puesto. En un comunicado señaló que él había sido invitado a dicha fiesta sin saber que había bailarinas y que, de acuerdo con la información que tenía, estas no habían sido pagadas con dinero del erario público. El castigo para el coordinador de los panistas duró apenas unos años porque en las elecciones pasadas obtuvo la victoria como alcalde electo de San Miguel de Allende, Guanajuato.

 

 


Otro de los políticos que ha dado mucho de qué hablar es Hilario Ramírez Villanueva, ex alcalde de San Blas, Nayarit, mejor conocido como “Layín” o por su famosa frase de “robé poquito”. En marzo de 2015, en una fastuosa fiesta de cumpleaños que costó 15 millones de pesos, “Layín” bailaba música de banda (El Recodo, ni más ni menos) con una joven a la que le alzó el vestido en varias ocasiones, mientras la joven intentaba bajárselo ante las carcajadas y gritos de la concurrencia.

 

 

En 2017, Hilario Ramírez fue candidato independiente a la gubernatura de Nayarit, pero perdió y poco después se abrió un proceso en su contra por el delito de ejercicio indebido de funciones, peculado y fraude, junto con su secretario de gobierno y una síndica municipal, por el cual está siendo investigado.

 

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA