Los intereses mueven montañas: liberados, exonerados y perdonados
Publicado el: 13/09/2018 06:33:39 p.m. en
Los intereses mueven montañas: liberados, exonerados y perdonados
 

 

Desde el inicio del gobierno de Peña Nieto varios presos famosos acusados de secuestro, homicidio, lavado de dinero o  delincuencia organizada fueron liberados y exonerados. Aunque la explicación oficial es que los jueces o magistrados que otorgaron amparos para su liberación no encontraron pruebas suficientes en la investigación de las autoridades, lo cierto es que cada cambio de sexenio trae consigo nuevos intereses que pueden cambiar el destino de los personajes en cuestión.

 

 

 

Por David Fuentes M.

 

 

 

 

FLORENCE CASSEZ


 

 

El 23 de enero de 2013, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó la liberación inmediata de la ciudadana francesa Florence Cassez, condenada a 60 años de cárcel por su presunta participación en el secuestro de tres personas junto con su novio, Israel Vallarta, a quien se señaló de ser jefe de la banda Los Zodiacos.

 

 

A petición de la ex ministra Olga Sánchez Cordero, nombrada como secretaria de Gobernación para el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la SCJN revisó el expediente de la francesa y se demostró que durante su detención se cometieron numerosas violaciones al debido proceso.

 

 

La principal razón que esgrimieron los jueces para otorgar un amparo liso y llano fue el montaje televisivo que la Agencia Federal de Investigación (AFI), a cargo de Genaro García Luna, realizó de la detención para que apareciera en una transmisión en vivo en el noticiero de Carlos Loret de Mola en Televisa

 

 

El montaje salió al aire el 9 de diciembre de 2005. La detención tanto de Cassez como de Vallarta y otros integrantes de la banda fue el 8 de diciembre en otro lugar distinto al que apareció en el enlace en vivo. En febrero de 2006, después de una llamada de Cassez al programa Punto de Partida en donde García Luna estaba siendo entrevistado, este tuvo que  reconocer que, en efecto, la “detención” se trató de “una reconstrucción solicitada por los medios de comunicación”.

 

 

En el enlace, incluso, se pudo ver un acto de tortura en vivo contra un detenido: cuando Vallarta acusa al agente que lo tiene tomado del cuello de haberlo golpeado, este presiona sobre su nuca y el detenido se retuerce de dolor. El reportero de Televisa, Pablo Reinah, pregunta: ¿quién lo golpeó? Y el detenido, cabizbajo, responde que nadie.

 

 

Cazzes permaneció recluida en el Penal Femenil de Tepepan durante siete años. El día de su liberación fue trasladada en medio de un fuerte operativo de seguridad hasta el aeropuerto de la Ciudad de México. En un vuelo de Air France regresó a París, donde fue recibida como una heroína que retorna a la civilización luego de vivir una pesadilla en el tercer mundo.

 

 

 

RAÚL SALINAS DE GORTARI

 




 


El 19 de julio de 2013, el juez federal Carlos López Cruz exoneró a Raúl Salinas de Gortari del delito de enriquecimiento ilícito al señalar que, aunque “el patrimonio del acusado se incrementó sustancialmente” durante el tiempo que fue funcionario del gobierno (1985-1992) y que a pesar de que su fortuna (114 millones de dólares depositados en 17 cuentas bancarias en Suiza) “no es proporcional a los ingresos que obtuvo en el servicio público que desempeñó”, la PGR no pudo demostrar “que ese enriquecimiento haya sido con motivo de una indebida función pública (prácticas corruptas, irregulares o deshonestas)”.

 

 

Terminaba de esta manera el largo proceso penal contra el hermano del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, quien fue detenido en febrero de 1995, acusado de enriquecimiento ilícito y de ser el autor intelectual del homicidio del secretario general del PRI, José Francisco Ruiz Massieu, cometido el 28 de septiembre de 1994.

 

 

Tras su detención, Raúl Salinas fue enviado al penal de Almoloya, mientras su hermano huyó a Irlanda. A finales de 1995, la esposa de Raúl, Paulina Castañón, fue arrestada en Ginebra, Suiza, cuando intentaba retirar fondos de una de las millonarias cuentas bancarias de su marido. Desde entonces, el gobierno suizo decidió congelar dichas cuentas e intentó quedarse con el dinero alegando que era producto del lavado de dinero del narco.

 

 

El 21 de enero de 1999, meses antes de que concluyera el sexenio de Ernesto Zedillo, Raúl Salinas fue declarado culpable y condenado a 50 años de cárcel. Sin embargo, en junio de 2005 los magistrados José Nieves, Adalid Ambriz y Manuel Baraibar lo absuelven del crimen de Ruiz Massieu y ordenan su liberación a pesar de que quedó pendiente el caso de enriquecimiento ilícito.

 

 

En julio de 2013, ya bajo el gobierno de Enrique Peña Nieto, el “hermano incómodo” de Salinas –mentor político del nuevo presidente- fue exonerado por el juez 13 de Distrito en Materia Penal bajo el argumento de que la PGR no logró acreditar la ilegal procedencia de su fortuna.

 

 

 

CARO QUINTERO

 

 


Rafael Caro Quintero fue liberado de un reclusorio en Jalisco la madrugada del 19 de agosto de 2013 cuando el primer tribunal en materia penal le concedió un amparo por considerar que el caso del homicidio del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar, se debió haber realizado en un juzgado local y no en uno de orden federal. A Caro Quintero, fundador del extinto Cártel de Guadalajara, se le condenó originalmente a una pena de 99 años que se redujo a 40 pues las leyes del país en aquel entonces no permitían penas mayores.

 

 

A partir de la década de los setenta, Caro Quintero inició en el mundo del narco trabajando con Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo. Con ellos funda el Cártel de Guadalajara. En 1984, Miguel de la Madrid inicia su campaña contra el narco contando con el apoyo de la DEA. Una de las primeras acciones de su gobierno fue la destrucción del famoso rancho El Búfalo, ubicado en Chihuahua, un sembradío de marihuana de más de 6 mil hectáreas y 10 mil trabajadores donde se sembraba y empaquetaba la droga. Después de que el ejército llegó a las instalaciones del rancho, Caro Quintero descubrió que dentro de su organización había infiltrados de la DEA.

 

 

De acuerdo con la versión oficial del caso, Félix Gallardo ordenó el secuestro del agente Enrique Camarena y de su piloto, quienes fueron torturados y asesinados. El homicidio del agente ocasionó una crisis diplomática entre México y Estados Unidos que concluyó cuando la DEA localizó a Caro Quintero en Costa Rica, adonde había huido junto con su novia.

 

 

El ex procurador general de la república, Jesús Murillo Karam, comentó que la PGR fue avisada seis horas después de que el tribunal de Guadalajara dejara en libertad al ex narcotraficante. A partir de su liberación, el gobierno de Estados Unidos ofreció una recompensa por información que conduzca a su captura. Durante un tiempo se dijo que Caro Quintero había regresado a dirigir el Cártel de Sinaloa. Sin embargo, en entrevistas posteriores que ofreció a diversos medios, negó trabajar para ningún cártel y solo le pedía al gobierno que lo dejara en paz.  

 

 

 

ELBA ESTHER GORDILLO

 

 

 

La liberación progresiva de Elba Esther Gordillo comenzó el viernes 15 de diciembre de 2017. Un día después de que se concretara la coalición entre el PRI, Partido Verde y Nueva Alianza para la contienda electoral de 2018, la Procuraduría General de la República (PGR) se desistió de la apelación que meses antes había interpuesto contra la decisión de un juez de otorgar prisión domiciliaria a Elba Esther Gordillo.  

 

  

El 19 de septiembre, horas después del temblor que sacudió al centro del país, la maestra fue enviada en una ambulancia a la clínica privada MediAcces, ubicada en Paseo de la Palmas 500, en Lomas de Chapultepec. En esa clínica permaneció recluida en una habitación hasta las 2.40 de la madrugada del sábado 16 de diciembre. Tras el desistimiento de la PGR fue cuestión de horas para que la maestra accediera a la prisión domiciliaria. La procuraduría contaba con 24 horas para decidir, entre los inmuebles que Gordillo Morales tiene en la capital mexicana, dónde permanecería recluida mientras continuaba el juicio en su contra por lavado de dinero por 1,978 millones de pesos del sindicato de maestros.

 

 

En su departamento de Polanco, la maestra permaneció recluida poco más de ocho meses. La madrugada del 9 de agosto, su abogado Marco Antonio del Toro leyó un comunicado a la prensa en la que confirmaba que Gordillo Morales había recibido del primer tribunal unitario en materia penal la notificación del decreto de su “absoluta e inmediata libertad debido al sobreseimiento que recayó en la causa penal bajo la cual se encontraba sujeta”.

 

 

La liberación de la ex lideresa sindical sucedió el mismo día en que López Obrador recibió su constancia de presidente electo. La lectura política del caso fue inevitable. Y las especulaciones sobre el retorno de “La Maestra” a la vida sindical durante el próximo sexenio incrementaron los rumores sobre un acercamiento entre López Obrador y Gordillo Morales, quien siempre mantuvo una relación cercana con Marcelo Ebrard, el próximo secretario de Relaciones Exteriores.

 

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA