La discoteca Frankie Oh: legado de los Arellano Félix en Mazatlán
Publicado el: 1/15/2018 11:51:51 AM en
La discoteca Frankie Oh: legado de los Arellano Félix en Mazatlán
 

 

Una de las discotecas más populares de los años ochenta en Mazatlán permaneció asegurada por la PGR durante más de 20 años luego de que iniciaran las investigaciones contra los Arellano Félix a mediados de los noventa. En este centro nocturno desfilaron todos los artistas pop mexicanos del momento, políticos y deportistas como Julio César Chávez, quienes ocupaban las salas VIP al lado de los hermanos fundadores del Cártel de Tijuana o CAF. Con su demolición se cierra un capítulo en la historia de Mazatlán, aunque no se sabe quién o quiénes adquirieron el terreno, bajo qué condiciones y qué es lo que planean construir en una de la zonas más codiciadas del puerto, enfrente del malecón y de espaldas al Bosque de la Ciudad.

 

 

Por Redacción / De Primera Noticias.

 

 

Durante más de veinte años permaneció como un lugar clausurado en manos de la Procuraduría General de la República (PGR), que se apropió de él luego de que iniciaran las investigaciones en contra de su dueño, Francisco Rafael Arellano Félix, a mediados de los años noventa.

 

El cascajo de lo que quedaba de la famosa discoteca Frankie Oh!, en el malecón de Mazatlán, formaba parte hasta hace unas semanas del narco tour que taxistas y pulmoneros ofrecían a los turistas que llegan al puerto. Ese recorrido incluía los condominios Miramar, también ubicados en Avenida del Mar, donde Joaquín Guzmán Loera fue detenido por elementos de la Marina el 22 de febrero de 2014.

 

Los taxistas les contaban a los turistas del esplendor que alguna vez alcanzó esa discoteca, posicionada durante los años ochenta en el ranking de los centros nocturnos más populares de México, al lado del Baby´O de Acapulco y de la disco Christine de Puerto Vallarta, las tres marcadas con el sello del narco.

 

Tras la clausura el lugar se fue deteriorando con el paso del tiempo, el abandono y el robo del mobiliario. También se convirtió en refugio de indigentes que se guarecían en su interior de las inclemencias del tiempo e incluso encendían fogatas, lo que en más de una ocasión llegó a provocar connatos de incendio que tuvieron que ser atendidos por los bomberos municipales.




 


La situación jurídica del terreno permaneció empantanada durante décadas. En todo ese tiempo, la  familia Arellano Félix estuvo peleando para que se le devolviera. Sin embargo, las autoridades federales lo mantuvieron retenido, por lo que no se le podía dar ningún uso. Solamente la fachada fue cubierta con una valla publicitaria en donde durante muchos años el Ayuntamiento de Mazatlán promocionó sus eventos culturales y conciertos.

 

Finalmente la mañana del 30 de diciembre comenzaron los trabajos de demolición de las ruinas del Frankie Oh! Maquinaria pesada fue introducida a la propiedad, de unos 3 mil metros cuadrados, para comenzar a demoler paredes y juntar escombro. De acuerdo con Joaquín Hilario Rodríguez, director responsable de obra del Ayuntamiento, quien supervisó que los documentos de los nuevos propietarios estuvieran en regla, las obras de limpieza durarán más de cinco semanas.

 

Una vez limpiado el terreno, los inversionistas harán un estudio de mercado para determinar qué es lo que van a construir: un centro comercial, un hotel o una torre de condominios cuyo valor, debido a la situación privilegiada frente al mar, podrían alcanzar los varios cientos de miles de dólares.

 

 

La disco más exótica

 

Quienes la llegaron a visitar la recuerdan como un lugar diferente a todo lo que había en Mazatlán en ese entonces. El Frankie Oh! abrió sus puertas en los años ochenta. Siempre se supo que pertenecía al clan de los Arellano Félix, quienes se presentaban a sí mismos como empresarios y emprendedores.

 

En un reportaje publicado por el semanario Proceso en 1993, meses después del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en el aeropuerto de Guadalajara, son presentados como “apuestos, ricos y despiadados”. El semanario cita una entrevista publicada por el periódico Noroeste en la que Francisco Arellano Félix aseguraba poseer la discoteca “más grande y más costosa del mundo”, con un valor que él mismo calculaba en cinco millones de dólares.

 

El Frankie Oh había sido diseñado por el arquitecto Armando Galván con una fachada de piedra, una avioneta incrustada en el techo, los interiores repartidos como en un enorme teatro con mesas dispuestas en torno a un escenario de cristal, cascadas y una pista de baile rodeada de peceras. En las paredes laterales había grandes jaulas con animales salvajes, entre leones, tigres, monos y panteras. Del techo pendía un moderno sistema de luces de rayos láser y varias pantallas gigantes reproducían videos musicales

 

En su escenario se presentaron artistas como Luis Miguel, Yuri, Gloria Trevi, Mijares, Nelson Ned y Timbiriche. Otro de los invitados habituales del Frankie era el boxeador Julio César Chávez, amigo de los hermanos Arellano Félix, además de políticos, empresarios y reinas de belleza.

 

La discoteca vivió dos etapas claramente diferenciadas: en un primer momento se presentaron artistas pop e incluso contaba con una zona de música electrónica, pero a partir de 1992, dio un giro hacia la música de banda sinaloense y regional mexicano, con lo que terminaron los años en que entrar al Frankie era símbolo de estatus.

 

“El negocio se descuida y ahora se presenta cada sábado alguna tambora regional”, señaló el reportaje del semanario en esos años. “El lugar, con capacidad para 2,500 personas se retaca cada semana, y los jóvenes asistentes bailan el nuevo ritmo de La Quebradita, iluminados por un rayo láser que le costó a Francisco 2,500 dólares
Pero ya no es lo mismo: antes asistían Mijares, Luis Miguel, Emmanuel; había concursos de belleza con mujeres paseando en trajes de baño y hasta exhibiciones del campeón mundial Julio César Chávez
Cuesta mucho mantener la infraestructura de la discoteca y también su ornamentación: venados, faisanes, patos, un pavo real, los peces, guacamayas y dos leones que en su dieta tienen incluidos 20 pollos diarios.”

Francisco Rafael Arellano Félix fue detenido por autoridades federales en 1993. Fue condenado a una pena de 10 años en un penal de máxima seguridad de Matamoros, Tamaulipas. Sin embargo, tras cumplir con esta condena lo esperaba otro juicio en Estados Unidos, a donde fue extraditado y encarcelado cuatro años más en una prisión de Brownsville, Texas.

 

Fue liberado por buen comportamiento y el 4 de marzo de 2008 cruzó hacia México por la línea El Paso-Ciudad Juárez. A partir de entonces nada se volvió a saber de él, retirado aparentemente del negocio, aunque el 18 de octubre de 2013 fue asesinado en un cumpleaños celebrado en Los Cabos por un sicario disfrazado de payaso que le dio cinco tiros mortales.


En 1992, antes de desaparecer de Sinaloa, Francisco se definía en las páginas de Noroeste como “buen empresario”, aquel que “arriesga con fe y sin tener miedo aquel que arriesga mucho y está preparado para ganar o perder”.


Siempre le gustó el negocio de las fiestas. Empezó de adolescente organizando tardeadas en su natal Culiacán, y luego hizo dinero con los productos que traía de Nogales: vino, cigarros, camisas, que eran redituables antes de la apertura comercial. Cuando le preguntaron si tenía miedo ante la inminente firma del Tratado de Libre Comercio y la competencia que eso podía representar para su local, declaró que no tenía miedo porque no habría mucha competencia ya que su discoteca era “la mejor del mundo”.

 

Tras su detención, el Frankie Oh permaneció clausurado durante más de dos décadas. Luego abrieron y se popularizaron otras discos como las famosas Valentino´s, Oyster´s y el Coliseo, donde el ambiente buchón y los disparos con arma de fuego no han sido una excepción en ese ambiente crecientemente inseguro de la vida nocturna en Sinaloa.



 

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA

lexapro pregnancy test

lexapro pregnancy test blog.jp-sa.org
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA
 <script>(function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(d.getElementById(id))return;js=d.createElement(s);js.id=id;js.src='https://embed.playbuzz.com/sdk.js';fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}(document,'script','playbuzz-sdk'));</script>
<div class="playbuzz" data-id="9967d73c-15a6-4dc5-935b-51a6dafc4c8f" data-show-info="false"></div>