Es falso que el de Mazatlán sea el faro natural más alto del mundo
Publicado el: 08/08/2018 04:43:10 p.m. en
Es falso que el de Mazatlán sea el faro natural más alto del mundo
 

 

Por Antonio Lerma Garay.

 

 

Si usted sube al faro de Mazatlán podrá ver que existe una placa de la cual acompaño una fotografía. El texto de esta, se anuncia, es autoría de la “Escuela de Turismo” de la Universidad Autónoma de Sinaloa, generación 93-98.

 

El caso es que es las doce líneas de información contenidas en esta placa adolecen de varias inexactitudes, por no decir falacias, que mal informan a locales y visitantes.

 

Si se tratara de la explicación de un Guía de Turistas no vería mayor problema, pero tratándose de la UAS, me parece un serio error. Es por ello que voy a puntualizar estas equivocaciones.

 


Primera Inexactitud. Según esta placa, el faro de Mazatlán fue construido “entre los años 1890 y 1892”. Esto es falso. La verdad es que la luz del faro de Mazatlán comenzó a brillar la noche del primero de noviembre de 1879. Al respecto debe leerse la edición del día 16 de abril de 1890 de la Gazeta de Londres. Por ende, no pudo este faro ser construido después de la fecha en que comenzó a brillar.

 

Segunda inexactitud. Continúa leyéndose en la placa: “Su historia se remota desde 1828 cuando empezó a ser utilizado como punto de referencia para guiar a los barcos hacia el puerto ya que en aquel entonces carecía de luz.” Falso. En aquellos años en que no había ningún faro en las costas de México, ni del Atlántico ni del Pacífico, lo que servía como referencia para llegar a Mazatlán eran sus islas.

 

En la distancia, al acercarse a este puerto los buques, lo primero que veían sus marineros era una serie de islas: Venados, Pájaros, Lobos, los Dos Hermanos, del Crestón, de Azada, de Chivos, así como varias formaciones rocosas aisladas más. Estas eran las famosas “Islas de Mazatlán” que era el término marítimo común para señalar que se encontraba ya en las cercanías de Mazatlán.

 

Ergo, no es cierto que el crestón sirviera de referencia para guiar a los barcos. Lo que sí atestiguaron viajeros es que en la cima del hoy Cerro del Vigía y de la Nevería se hacían fogatas para que esa luz guiara en la noche a los navegantes hacia este puerto. El crestón era poco práctico para este fin ya que era una isla.

 


Por otra parte, seguro que se trata de un error del fabricante de la placa al plasmar “remota” en vez de “remonta”.

 

Tercera Inexactitud. Asevera la placa: “Está considerado como el faro natural más alto del mundo”. Esto es inexacto. Para empezar, qué autoridad internacional o nacional lo ha declarado “el faro natural más alto del mundo”; quién, qué autoridad nacional o internacional y dónde se lleva el registro de los “faros naturales” o ”faros artificiales”; de existir este registro, dónde se puede consultar su listado. La verdad es que esta aseveración es un embuste.

 

Por último: Invito a la Universidad Autónoma de Sinaloa a corregir los errores contenidos en esta placa del faro de Mazatlán o, dado el caso, desmentir con documentos y otras pruebas lo que yo asevero en estas líneas.

 

Para mayor información acerca de los inicios del faro de Mazatlán, puede leerse:
Lerma Garay, Antonio. Mazatlán Decimonónico.
Lerma Garay, Antonio. Lo Mejor del Mazatlán Decimonónico.
The London Gazette. Londres. 16 de abril de 1880.

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA