Don Neto no quiere pagar 20 millones a hijos de Enrique Camarena
Publicado el: 21/06/2019 01:08:09 p.m. en
Don Neto no quiere pagar 20 millones a hijos de Enrique Camarena
 

 

En un lapso de tres años y al final de su larga vida, Ernesto Rafael Fonseca Carrillo, mejor conocido como Don Neto, con más de 80 años de edad, ha logrado obtener beneficios legales por su avanzada edad como la que ordenaron los tribunales en julio de 2016 para que compurgara su sentencia de 40 años en arresto domiciliario. Un año después, otro tribunal le dio el beneficio de la libertad condicional, lo que implica que puede salir de su casa sin mayor vigilancia, y ahora está por obtener otro amparo para que un juez revise el monto de la indemnización que tiene que pagar a las familias del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar, y del piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar. Esta es la historia.

 

 

Por Santiago Rentería

 

 

Desde hace dos años, Ernesto Rafael Fonseca Carrillo, alias Don Neto, pudo pisar la calle por primera vez luego de 31 años de permanecer recluido en penales de máxima seguridad del país, y uno más bajo arresto domiciliario, custodiado por agentes de la Policía Federal y con un brazalete de seguridad. Un tribunal colegiado de Jalisco falló en su favor para terminar la sentencia de 40 años que se le impuso en libertad condicional, esto debido a su avanzada edad.

 

 

Pero a su vez, los magistrados dieron cuenta con este resolutivo a su favor, el cálculo que debe pagar por la reparación del daño causado a las víctimas indirectas del delito por el que fue juzgado y procesado: el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar y del piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar, a quienes, según las autoridades mexicanas y estadunidenses, mandaron matar los integrantes del llamado Cártel de Guadalajara, en febrero de 1985.

 

 

En total, impusieron jueces y magistrados, Don Neto tiene la deuda pendiente por un monto de 20 millones de pesos, pero esta cantidad no le pareció al viejo capo en retiro, por lo que interpuso un nuevo amparo para no pagar este recurso como parte de la reparación del daño que el Estado mexicano le impone a los responsables de algún delito.

 

 

De este modo, de acuerdo con documentos consultados por DeprimeraNoticias, el Quinto Tribunal Unitario con sede en Guadalajara, le concedió un amparo para que el juez de procesos penales federales revise dicho monto de indemnización.

 

 

La sentencia de la indemnización señala que como responsable del secuestro y posterior homicidio de Camarena y Zavala, ocurrido entre febrero y marzo de 1985, Don Neto tiene que reparar el agravio cometido.

 

 

Según la información, “se acreditó una afectación muy grave a los sentimientos, afectos e integridad psíquica de los familiares de Camarena y Zavala, por lo que quedó plenamente actualizada la responsabilidad del sentenciado a la reparación del daño moral”.

 

 

Dado que Don Neto "cuenta con una situación económica alta", así como un alto grado de responsabilidad en lo ocurrido, "la imposición de la indemnización debe ser igual de severa", afirmó el juez.

 

 

"Fijar una indemnización insuficiente provoca que las víctimas sientan que sus anhelos de justicia son ignorados o burlados por la autoridad, acrecentando el daño y revictimizándolas, violando el derecho a una justa indemnización", se señaló hace dos años al obtener la libertad condicional.

 

 

No quiere pagar

 

 

En los documentos a los que tuvo acceso DeprimeraNoticias, se establecen que los abogados del viajo capo de Badiraguato, en donde tiene ya su tumba construida en las afueras de su comunidad natal Santiago de Los Caballeros, señalaron que Fonseca Carrillo no cuenta con esos 20 millones de pesos, por lo que solicitaban una revisión.

 

 

En noviembre de 2018, el Quinto Tribunal Unitario de Jalisco abrió el expediente 44/2018 en donde busca ampararse sobre esta sentencia.

 

 

Desde ese año, cuando se inició el proceso para la indemnización, los jueces emplazaron a los hijos de Enrique Camarena, radicados en California, así como a un hijo de Alfredo Zavala, quienes en un primer momento no se presentaron para responder como terceros perjudicados.

 

 

Según la lista de estrados, la actuaria judicial del Tribunal “manifestó la imposibilidad para emplazar al tercero interesado Alejandro Daniel Zavala Núñez, por los motivos que expone”, es decir, porque en su momento no fue localizado en su domicilio.

 

 

En cambio, los hijos de Camarena, Geneve y Enrique Eduardo, designaron a sus asesores jurídicos en México para poder pelear el recurso que se le debe depositar a cuenta de la indemnización señalada.

 

 

El juicio de amparo para resolver la cantidad final todavía no se resuelve y será en los próximos meses cuando los magistrados determinen la legalidad de los millones que Don Neto deberá pagar como forma de reparar el daño.

 

 

De acuerdo con la información obtenida, el monto de la reparación integral fue estimado de acuerdo con la legislación vigente y según la situación económica del imputado, la cual fue considerada como alta. En total, los hijos del agente de la DEA se le asignó un total de diez millones de pesos, y la misma cantidad para la esposa y los hijos de Alfredo Zavala.

 

 

Adicionalmente cada familia recibirá cuatro mil 802 pesos 40 centavos por concepto de gastos funerarios y 400 mil 200 pesos por indemnización.

 

 

La defensa de Don Neto consideró excesiva esta cantidad, por lo que la declararon infundada, por lo que empezaron a promover el amparo citado. Este juicio se ha visto retrasado debido a que el hijo del finado agente antidrogas no respondía a los citatorio.

 

 

La última ocasión que se tuvo noticia del hijo fue en septiembre de 2013, cuando medios de comunicación nacionales le tomaron opinión sobre la liberación del narcotraficante Rafael Caro Quintero por una pifia judicial del Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal con residencia en Guadalajara.

 

 

En esa ocasión declaró que era un tema que obviamente le dolía a su familia y lo que más deseaba era que se hiciera justicia. Desde entonces, la familia de Camarena ya no ha salido a medios.

 

 

Una larga vida tras las rejas

 

 

Junto con Rafael Caro Quintero y Miguel Félix Gallardo, Don Neto había fundado lo que las autoridades mexicanas y estadounidenses dieron en llamar el Cártel de Guadalajara.  Para Don Neto y Caro Quintero su principal activo era la mariguana sin semilla que cultivaban desde finales de los setenta en grandes extensiones de tierra semidesértica, a la vista de todo mundo.

 

 

Con la presencia cada vez más notoria de la DEA en México, el agente Camarena Salazar llegó a principios de los años ochenta a Guadalajara, para integrarse al consulado en donde estaban asignados otros compañeros de la DEA.

 

 

Según la leyenda, Camarena empezó pronto a investigar las redes de corrupción no solo en Jalisco, y que cada vez tocaba a la más alta cúpula de la política mexicana. Imposibilitado a ir en pos de los líderes del Cártel de Guadalajara, Camarena empezó a darle severos golpes a la organización con el decomiso de plantíos en San Luis Potosí, Zacatecas y posteriormente en Chihuahua. Famoso es el episodio del Rancho El Búfalo, el cual contaba con la más alta tecnología para sembrar el enervante que alcanzaba buen precio en Estados Unidos.

 

 

En El Búfalo no solo de descubrió a una partida de soldados que vigilaban y cuidaban el plantío, también se encontró a los esclavos modernos de los cultivos de la mariguana. Así, Camarena se puso en el foco tanto de narcos como de sus socios, políticos, contratistas de la CIA y jefes de la Dirección Federal de Seguridad en colución con las corporaciones policiacas.

 

 

De este modo, el 7 de febrero de 1985, Caro Quintero ordenó el secuestro de Camarena y del piloto que había ayudado al agente a detectar desde el aire los sembradíos. Tras días de torturas indecibles, ambos murieron, lo que dio inicio a una feroz cacería que concluyó con el arresto de Don Neto en Puerto Vallarta, de Caro Quintero en Costa Rica, y tres años después, de Félix Gallardo.

 

 

Caro Quintero obtuvo la libertad en agosto de 2009, sin cumplir con la sentencia de 40 años, por lo que de inmediato se trató de dar marcha atrás. Ahora cuenta con una nueva orden de aprehensión para que cumpla los años que le faltan y además una orden de extradición por nuevos delitos que le imputan Estados Unidos.

 

 

Don Neto en cambio, debido a su avanzada edad (nació en 1931), alcanzó beneficios legales. El único que permanece recluido es Félix Gallardo, quien al igual que Fonseca pelea marcharse a casa a prisión domiciliaria, pero le ha sido negada.

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA