Dependientes disfrazados de independientes
Publicado el: 11/6/2017 1:59:55 PM en
Dependientes disfrazados de independientes
 

 

Al menos 286 personas se registraron ante el INE como aspirantes a una candidatura independiente al senado, diputación o presidencia. De entre los interesados están políticos que abandonaron los partidos en los que habían militado muchos años al verse excluidos, intelectuales, luchadores sociales y dirigentes de algunas organizaciones sociales que solo buscan visibilidad para sus asociaciones civiles. La figura del “candidato independiente”, en realidad, la enarbolan muy pocos, de hecho, son los que menos posibilidades tienen de conseguir una candidatura ya que no cuentan con toda la estructura necesaria para financiar la campaña de firmas en medio país. El propósito original de las candidaturas independientes se amañó y ha sido aprovechada por políticos de la vieja guardia que, en lugar de cambiarse de un partido a otro como hacían antes cuando no contaban con apoyo para sus ambiciones, se fueron por la vía “independiente”.

 

 

Por David Fuentes M.

 

 

Desde el pasado 16 de octubre comenzó la carrera de los aspirantes a una candidatura independiente a la presidencia, al senado y a la cámara de diputados, para lograr reunir las firmas de apoyo ciudadano solicitadas por el Instituto Nacional Electoral (INE). En el caso de los aspirantes a vivir en Los Pinos, deben reunir un mínimo de 866,593 firmas que corresponden al 1% de la lista nominal electoral, conformada por más de 86 millones de mexicanos con credencial para votar.

 

Tienen un plazo de 120 días, que acaba el 12 de febrero de 2018, para lograr recabar el apoyo en al menos 17 entidades de la república. Si logran completar ese proceso, deberán registrarse ante el Consejo General del INE entre el 11 y 18 de marzo y será hasta el 29 de marzo cuando el instituto electoral dé a conocer la lista de los que sí obtuvieron la candidatura independiente a la presidencia.

 

Entre los requisitos que pidió el INE para aspirar a una candidatura fue entregar una carta de intención, comprobar que están siendo respaldados por una asociación civil y abrir una cuenta bancaria de dicha organización para depositar los fondos de campaña.

 

El 14 de octubre terminó el plazo para entregar la documentación. A partir de entonces, se dio a conocer que se habían recibido 86 registros de aspirantes a una candidatura presidencial, 39 de los cuales tuvieron que ser rechazados al no cumplir con los requisitos. Quedaron entonces 48 personas que buscarán que su nombre aparezca en la boleta electoral en las elecciones presidenciales del 2 de julio próximo.

 

El procedimiento para recabar las firmas no será tarea sencilla para los interesados. El INE puso a disposición una App que deben descargar en un Smartphone o Tablet para que los auxiliares del aspirante presidencial le tomen fotos a la credencial de elector de los que decidan apoyar a alguno de estos personajes, además de una foto adicional de la persona en cuestión y su firma estampada sobre la pantalla del dispositivo móvil. Una vez completado este registro, todo se manda de manera encriptada a la base de datos del INE, que llevará un conteo periódico de cómo van los registros.

 

De acuerdo con el primer reporte dado a conocer el 23 de octubre, a una semana de que comenzara el proceso, solo habían logrado reunir poco más de 27 mil firmas.

 

La aspirante que más apoyo logró recabar fue Margarita Zavala, con 13,033 firmas, seguida de María de Jesús Patricio con 4,734, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” con 2,663 y el periodista Pedro Ferriz de Con, con 2,214 firmas.

 

Si el INE les dio un plazo de 120 días para recabar más de 860 mil firmas, tendrían que conseguir un promedio de 7,200 firmas diarias. Sin embargo, la que va en primer lugar ha conseguido apenas 1,861 firmas por día, por lo que muestra un rezago diario de más de 5 mil firmas de apoyo.

 

Algunos de los aspirantes aseguraron que la aplicación del INE ha mostrado deficiencias, que el sistema se ha caído durante horas y que algunas de las credenciales de elector enviadas no han sido aceptadas porque las fotografías en los dispositivos móviles no fueron bien tomadas, con la suficiente luz para que el sistema registre los datos de la persona que aparece en la credencial.

 

El reporte del INE señala que del total de aspirantes, 43 no han conseguido más de 250 firmas cada uno y algunos no han conseguido ninguna. Algunos analistas estiman que al final solo quedarán tres posibles candidatos independientes: Zavala, El Bronco y Marichuy.

 

 

La distorsión de las candidaturas independientes

 

La figura de los candidatos independientes se volvió posible a partir de la reforma política electoral de 2014, que regulaba las candidaturas sin partido para diputados, senadores y presidente. De acuerdo con el INE, representan la vía para que los ciudadanos y ciudadanas, sin afiliación alguna a partido político, puedan contender por cargos de elección popular de acuerdo con la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales. Sin embargo, en varios casos ha servido para que políticos que toda su vida han militado en un partido y que de pronto se ven sin el apoyo de su dirigencia para contender por un puesto de elección popular, se aprovechen de esta Ley para lanzarse como candidatos.

 

Fue el caso de Jaime Rodríguez Calderón, quien tras pertenecer al PRI durante más de tres décadas y ser alcalde y diputado de este partido en varias ocasiones, decidió lanzarse como candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León cuando el ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz le cerró las puertas a una senaduría por no formar parte de su círculo de amigos cercanos. El Bronco renunció al partido enviando una carta en la que aseguraba que ya no militaba con los valores del PRI. Se lanzó a la campaña de 2015 y se convirtió en el primer gobernador “independiente” en ser elegido.

 

Caso contrario es el del diputado estatal de Jalisco Pedro Kumamoto, quien antes de lanzarse como candidato independiente era presidente de la Unión de Sociedad de Alumnos del ITESO en Guadalajara. Tras juntar las firmas necesarias entre los vecinos del distrito 10 de Zapopan, pudo contender por un puesto en el Congreso del Estado y en 2015 se convirtió en el primer diputado independiente con más de 50 mil votos luego de una campaña que orquestó con apenas 240 mil pesos recibidos en donaciones de miles de simpatizantes.

 

Más recientemente, la renuncia de Margarita Zavala al PAN –partido en el que militó durante más de dos décadas- apenas unos días antes de que venciera el plazo del INE para entregar la carta de intención y quedar registrada como aspirante, sacó a colación una de las lagunas de la reforma política de 2014: ¿cuánto tiempo tiene que pasar entre que un político renuncie a un partido para que pueda registrarse como independiente?

 

Margarita, El Bronco y el ex perredista Armando Ríos Piter conforman el trío de “los independientes” que no son tales, que contradicen la intención de esta ley para empoderar a ciudadanos sin partidos, no a políticos que renunciaron a partidos por capricho. ¿Es esa la idea de las candidaturas independientes? En el papel, no. El Bronco, por ejemplo, trae consigo toda la formación del PRI y ahora está usando toda la estructura y espacios de su gobierno estatal –incluyendo las redes sociales- para promocionar su candidatura a la presidencia.

 

Antes, cuando un político no se veía  favorecido por la dirigencia de su partido para contender a un puesto de elección popular, se pasaba a otro partido o formaba el propio –el caso más notorio fue el de ex priista Cuauhtémoc Cárdenas, quien tras quedar fuera de la contienda presidencial en 1988, reunió a su alrededor a varios movimientos sociales y partidistas en lo que se denominó Frente Democrático Nacional, antecedente directo del PRD. El “chapulinazo” ahora no será de un partido a otro, sino de un partido a una candidatura independiente.

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA