Daño psicológico y detener orden de aprehensión: estrategia en caso Trejo Espinal
Publicado el: 29/08/2019 04:31:00 p.m. en
Daño psicológico y detener orden de aprehensión: estrategia en caso Trejo Espinal
 

Casi al mismo tiempo que la familia de Iván Alejandro Zazueta Zazueta, imputado en el asesinato de Humberto Trejo Espinal, presentaba una demanda por supuesto daño moral debido a la exigencia permanente de justicia en redes sociales, en un juzgado federal de Culiacán los abogados del prófugo interpusieron un amparo para intentar anular la orden de aprehensión que obtuvo la Fiscalía General del Estado para que El Borre enfrente a la justicia sinaloense. Al saberse esto, los Trejo Espinal decidieron lanzar una petición change.org para obtener el apoyo de los ciudadanos que piden un sistema justo y equitativo de justicia.

 

 

 

Por Santiago Rentería.

 

 

 

A seis meses del asesinato de Humberto Trejo Espinal en un descampado del residencial La Primavera, y luego de que se revelara que el presunto responsable era un conocido de la víctima, Iván Alejandro Zazueta Zazueta, la lucha de los familiares de la víctima continúa.

 

 

Por un lado, los padres del imputado del crimen presentaron una demanda por daño moral y sicológico al hacerse público sus nombres en las redes sociales y exhibir a través de espectaculares a Zazueta Zazueta, quien todavía cuenta con la orden de aprehensión número 153/2019, librada por un juez de control de procesos para que responda por el homicidio del estudiante.

 

 

Por otro lado, la defensa legal de El Borre interpuso un amparo ante el Juez Segundo de Distrito contra la orden de aprehensión en su contra, con la finalidad que sean los tribunales federales quienes dejen sin efecto este mandamiento judicial que sigue pendiente de cumplirse.

 

 

Ambas acciones se dieron a conocer con unos días de diferencia, ya que el 27 de julio pasado los Trejo Espinal informaron en sus cuentas de redes sociales la demanda por daño sicológico, como una estrategia de no solo lucrar con la desgracia y continuar encubriendo a Zazueta Zazueta, sino además inhibir el activismo social de exigir justicia. El amparo se empezó a tramitar el 29 de julio, dos días después.

 

 

Tras pagar una garantía de diez mil pesos, la defensa de El Borre logró conseguir una “suspensión provisional” que, de acuerdo con especialistas en derecho, no exime de la orden de aprehensión vigente que pesa en su contra.

 

 

De acuerdo con datos obtenidos en la Judicatura Federal, la defensa busca que los tribunales cancelen el mandamiento judicial. En el expediente 728/2019, iniciado el 30 de julio, se lee que será el próximo 30 de agosto cuando se realice la audiencia constitucional, y determinar si la demanda de garantías seguirá su curso.

 

 

Según los datos, el acto reclamado por este amparo es: La orden de aprehensión librada contra el quejoso y su ejecución. Sin embargo, el caso podría durar meses hasta que un tribunal colegiado estableciera si el mandamiento judicial contra Iván Alejandro cumple o no con todos los requisitos constitucionales del caso.

 

 

Demanda por daño moral

 

 

El daño moral y sicológico que según se anota en la demanda, sería debido al señalamiento que hizo la familia de la víctima contra Zazueta Zazueta, acusando también en las redes sociales a los padres del imputado de protegerlo y solaparlo. Se trata de los doctores Ivonne Zazueta Aldapa y Juan Manuel Zazueta Tirado. Como acto extensivo, se ha señalado a una hermana de este último como magistrada del Supremo Tribunal, y quien habría movido el influyentismo para apoyar a su sobrino.

 

 

En un comunicado publicado en la cuenta de Humberto Trejo Espinal, la familia de la víctima señaló:

 

 

“Esta información la obtuvimos gracias a las investigaciones por cuenta propia que hemos llevado a cabo del caso, ya que las autoridades no dan avances ni resultados favorables para la familia Trejo Espinal... Tal y como lo estamos informando, no suficiente con ser cómplices al mantener escondido a su hijo ahora demandan a la familia afectada. Esto rebaza todo nivel de cordura, señores su hijo Iván Alejandro Zazueta Zazueta alías “EL BORRE” ya estaba dañado desde el momento en que han solapado y encubierto todos sus delitos, de otra manera no hubiera cometido un crimen tan atroz.”

 

 

“No olvidemos que existe un orden de aprehensión 153/2019 girada por los cargos de Homicidio calificado cometido con premeditación, cometido con ventaja, cometido con traición.”

 

 

La petición

 

 

Al cierre de esta edición la petición en la plataforma change.org, denominada Justicia para Beto Trejo Espinal, ya contaba con casi 13 mil firmas de apoyo de las 15 mil solicitadas. En un texto publicado la madre del joven victimado cuenta la historia del trágico suceso que ha dejado marcada a una familia en Sinaloa desde hace casi siete meses.

 

 

Beto, como le decían de cariño, tenía 23 años. El 25 de enero de 2019, a las 4:30 de la tarde, recibió una llamada de auxilio de un “conocido” suyo: Iván Alejandro Zazueta Zazueta, quien le comentó si podía recogerlo debido a que había sufrido un choque automovilístico, y la grúa se estaba llevando su unidad.

 

 

Trejo Espinal, sin saber si quiera lo que iba a suceder, acudió de inmediato mientras que Iván le pidió de trasladarlo a su casa en el complejo residencial de La Primavera.

 

 

“Mi hijo Humberto acude ayudarlo y lo lleva a su casa en el residencial La Primavera, al entrar  Iván Alejandro Zazueta Zazueta saca un arma y lo amenaza con ella, para  que lo lleve a un lugar poco poblado ya adentro del residencial, lo obliga a detenerse y ante la negativa de mi hijo Humberto le dispara a la ventana del auto de mi hijo quien viene conduciendo, y Humberto se ve obligado a bajarse  y ya estando abajo le da diez balazos y lo mata”, relata la madre.

 

 

Como Beto nunca se desconectada, la búsqueda comenzó a las diez de la noche de ese mismo día. Su celular no respondía ni recibía mensajes. Se preocupó. A las cinco de la mañana del día siguiente, cuenta, ella salió a buscarlo en su automóvil por las calles de Culiacán, tan violento como es. Tres horas más tarde, le comunica a su esposo que Beto no llegó a dormir, por lo que llama al 911.

 

 

Para esas horas, Trejo Espinal yacía muerto de diez balazos cerca del campo de golf del residencial. Lo que Iván Alejandro no contaba es que cuando pasó el accidente otras personas lo vieron, e incluso le ofrecieron ayuda, pero se negó. Luego Beto ya intuía las aviesas intenciones de Iván, porque alcanzó a enviarle un mensaje a un amigo: “Si me matan ya sabes quién fue...” y el icono de un borreguito de WhatsApp.

 

 

Luego de horas de espera, llamaron al señor Trejo y con engaños le dijeron que solo habían encontrado el vehículo de su hijo en La Primavera, aunque en realidad allí estaba su cadáver.  

 

 

“Ya sabíamos que el asesino había sido Iván Alejandro Zazueta Zazueta, de 23 años. Lo que no sabíamos es que era hijo de dos doctores que trabajan en hospitales de Gobierno, el padre en el DIF de Culiacán y la mamá en el Hospital General de Culiacán, que él cuenta con dos tíos magistrados que tienen 18 años en el Supremo Tribunal de Justicia de Sinaloa”, narra la historia.

 

 

Desde luego, señala la familia reitera que El Borre nunca fue aprehendido en su debido tiempo debido al influyentismo de la familia y hace hincapié en la demanda por daño sicológico.

 

 

“Nos demandaron a nosotros, padres de Humberto Trejo Espinal por daño sicológico al asesino, con el pago de una cantidad de dinero, donde ellos como padres aún se atreven a lucrar y obtener dinero de los delitos que su hijo comete.”

 

 

De acuerdo con este testimonio, Zazueta Zazueta a su corta edad ha estado internado en diversos centros de rehabilitación por abuso de drogas.

 

 

“A pesar de que ellos no cesan del abuso del influyentismo y las relaciones de su familia en los organismos de justicia nosotros solo pedimos se lleve a cabo la aprehensión del asesino. Pedimos apoyo para que no se le otorgue este amparo y pueda ser aprehendido ya que nosotros a pesar de que nos asesinaron a un hijo recién egresado en el mes de noviembre como licenciado en Agronegocios y Mercadotecnia, somos una familia con dos hijos más menores que Humberto; corremos mucho peligro”.

 

 

“Siempre nuestro único fin ha sido la aprehensión de este asesino, también estamos dañados sicológicamente, en terapias y psiquíatras, pero nunca hemos utilizado estos daños para sacar provecho del asesinato de Humberto”, concluye la demanda de justicia.

 

 

 

 

 

 

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA

buy abortion pill online

buy abortion pill online miconsoladoryyo.com
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA