Ataques terroristas del narco en Colombia y Ecuador
Publicado el: 1/27/2018 7:30:01 PM en
Ataques terroristas del narco en Colombia y Ecuador
 

Por Redacción.

 

Los cuarteles policiales de las ciudades de Barranquilla, Colombia, y San Lorenzo, Ecuador, fueron atacados este sábado con detonaciones de explosivos que dejaron muertos, heridos y afectaciones graves a las instalaciones.

 

El primer hecho se produjo en el cuartel de la policía de San Lorenzo, en la frontera norte de Ecuador con Colombia, cuando cerca de las dos de la madrugada una fuerte explosión cimbró el edificio y las casas ubicadas a 50 metros alrededor.

 

De acuerdo con los primeros reportes de las autoridades locales, se trató de una explosión producida por un coche bomba estacionado en la parte trasera del cuartel, que dejó 28 policías heridos, destrozó el 95% del edificio y generó daños en 40 viviendas vecinas.

 

El presidente Lenin Moreno lo calificó como un acto terrorista que “ocurre por primera vez en Ecuador” y lo atribuyó a “bandas de narcotraficantes que han sido golpeadas por las fuerzas de seguridad del Estado ecuatoriano”.

 


Hasta ahora, Ecuador se consideraba como un país libre de cárteles de la droga y solo como un territorio de paso de las bandas criminales en su camino hacia el norte.

 

Horas más tarde, en la ciudad de Barranquilla, en el caribe colombiano, una fuerte explosión sacudió el cuartel de la policía local en el barrio de San José.

 

Los hechos ocurrieron cerca de las 7 horas y dejaron decenas de heridos y cinco policías muertos. Se trata de los agentes Freddy de Jesús López Gutiérrez, Yossimar Márquez Navarro, Anderson René Cano Arteta, Freddy de Jesús Echeverría Orozco y Yamil Rada Muñoz.

 

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, manifestó su rechazo a través de Twitter: “Repudio total al cobarde atentado contra estación de la Policía de Barranquilla. No descansaremos hasta dar con los responsables. Mi solidaridad con los familiares de las víctimas y heridos”, escribió.

 


El general Mariano Botero Coy, comandante de la Policía de Barranquilla, señaló a medios locales que se trató de un artefacto explosivo colocado en una pared de la estación y detonado a distancia.

 

El alcalde Alejandro Char aseguró que el atentado es una represalia de “las mafias locales del tráfico de droga” ante los golpes que han sufrido por parte de las autoridades por las detenciones de sus principales líderes y el aseguramiento de mercancía.

 

Cerca del mediodía se confirmó que la policía local había detenido a un sospechoso. Se trata de Cristian Camilo Bellón Galindo, de 31 años, quien fue aprehendido a unas cuadras de la estación policial con un equipo de radiocomunicación y un cuaderno con los planos de las instalaciones policiacas.

 

El fiscal de la nación, Néstor Humberto Martínez, afirmó que este domingo 28 de enero, a las 8 horas, se celebrará la audiencia de imputación de cargos en contra del detenido, por los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio, terrorismo y uso de explosivos.

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA