Alerta de viaje opaca Tianguis Turístico: imposible ocultar un Sinaloa ensangrentado
Publicado el: 1/29/2018 3:25:27 AM en
Alerta de viaje opaca Tianguis Turístico: imposible ocultar un Sinaloa ensangrentado
 

 

El Departamento de Estado de los Estados Unidos dio a conocer el pasado 10 de enero su lista anual de alertas de viaje para que los ciudadanos estadounidenses tomen medidas de seguridad al visitar otros países. En esta ocasión la guía se dividió en cuatro categorías que van desde las naciones donde se pide “tomar precauciones normales” hasta las que recomienda, de plano, no visitar. México aparece en el nivel dos, es decir, el gobierno les pide a sus ciudadanos tomar “mayores precauciones” que en otros destinos. Sin embargo, la guía pone énfasis en cuatro estados, entre ellos Sinaloa, a los que recomienda mejor no viajar debido a que el crimen organizado y la delincuencia común tienen presencia en todos los rincones de la entidad.

 

 

 

 

Por David Fuentes M.

 

 

 

Del 16 al 19 de abril se llevará a cabo por primera vez en Mazatlán el Tianguis Turístico, considerado como el mayor evento en México relacionado con la promoción internacional de destinos que reúne a hoteleros, empresarios, agentes de viajes, tour operadores, medios de comunicación especializados y líneas aéreas de varios países.

 

El Tianguis se realiza todos los años desde 1975. Durante muchos años se celebró en Acapulco. Sin embargo, a partir de 2011, cuando los niveles de violencia en el puerto guerrerense alcanzaron cifras de homicidios nunca antes vistas, el gobierno federal tomó la decisión de volverlo un encuentro itinerante. Desde entonces, el Tianguis se ha realizado en Puerto Vallarta, Puebla, Cancún y Guadalajara.

 

En 2018 llegará al Mazatlán International Center en donde se espera la asistencia de más de 500 empresas expositoras, compradores y público en general. La designación de Mazatlán como la sede de este año se dio gracias a la labor de convencimiento del gobierno de Quirino Ordaz Coppel que ofreció buenos datos de infraestructura y conectividad del puerto.

 

Sin embargo, el optimismo con respecto a la joya de la corona del turismo en Sinaloa está basado en cifras maquilladas y propaganda que, por más bellas estampadas que se den a conocer de los atractivos –verdaderos- del puerto, no pueden ocultar los números de homicidios y otros delitos comunes contra la población civil que se suceden con regularidad, sobre todo en ciertas zonas de la ciudad que no viven bajo los reflectores que buscan solo esplendorosos atardeceres.

 

La designación de Mazatlán como la sede del Tianguis movió al gobierno estatal a realizar una serie de obras a la infraestructura urbana del puerto que han provocado toda clase de reacciones por parte de la población. Desde las “mejoras” al casco antiguo que incluyó la tala masiva de árboles y obras mal planeadas –banquetas estrechas con palmeras en medio que estorban el paso de los peatones y no sirven para el tránsito de una silla de ruedas pese a que esas mismas banquetas cuentan con rampas para minusválidos- hasta retrasos en la entrega de obras que ha despertado una ola de protestas por parte de empresarios y hoteleros que han visto reducida su actividad comercial.

 

Esa millonaria inversión, sin embargo, se topó con pared al momento en que el Departamento de Estado armó su guía anual de viajeros por medio de la cual pidió a sus ciudadanos no venir a Sinaloa, con excepción de ciertas zonas de Mazatlán y Ahome, por lo que hacer turismo en el estado sigue siendo considerado de alto riesgo. La alerta emitida por Estados Unidos fue acompañada por otra del gobierno canadiense lanzada días después que pide no venir a Sinaloa si no es absolutamente necesario, con excepción de Mazatlán.

 

 

Alerta de viaje a México

 

 

El nuevo formato de las alertas de viaje de Estados Unidos están divididas en cuatro categorías: 1. Tome precauciones normales, 2. Tome mayores precauciones, 3. Reconsidere su viaje, y 4. No viaje.

 

Entre los países a los que EUA recomienda no viajar están aquellos en conflictos bélicos o a los que el gobierno de Donald Trump incluye en la lista de naciones que protegen el terrorismo como Siria, Corea del Norte, Somalia, Afganistán, Irán, Mali, Libia, Sudán, Yemén, Irak y República Centroafricana.

 

Ningún país de América Latina está incluida en esta categoría. Sin embargo, el Departamento de Estado pide “reconsiderar el viaje” cuando se trata de destinos como Venezuela, Honduras, Haití, El Salvador, Guatemala y Cuba, en donde asegura que los disturbios civiles, elevadas tasas de criminalidad, escasez de comida, agua y medicamentos ponen en riesgo la integridad de los turistas.

 

En el caso de Cuba retoma los “ataques a la salud dirigidos a empleados de la embajada estadounidense en La Habana” por los presuntos “ataques sonoros” registrados en agosto pasado cuando, de acuerdo con agentes federales en entrevista con CNN, “un aparato acústico sofisticado que opera fuera del rango auditivo humano y que fue instalado dentro o fuera de las casas de los diplomáticos” les provocó fuertes daños a la salud.

 

En el nivel dos (tome mayores precauciones) incluye a Colombia, México y Brasil, en los que asegura que el crimen organizado, los delitos comunes como robo a mano armada, robo de autos, asaltos a negocios, secuestros y presencia de bandas organizadas ponen en riesgo a la población. En el caso particular de Colombia agrega el peligro de las organizaciones “terroristas” que han cometido atentados en lugares públicos como centros comerciales y oficinas.

 

En México, los empleados del gobierno de Estados Unidos tienen prohibido circular en ciertas zonas del país, salir de centros urbanos y tomar carreteras por la noche. La alerta recomienda, además, no viajar a los estados de Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas debido a la presencia del crimen organizado.

 

Le recomienda a los turistas que estén en México usar solo carreteras de cuota, evitar conducir de noche, tener precaución cuando se encuentren en bares, discos y casinos, no “mostrar signos de riqueza” llevando relojes o joyas, y mantenerse alertas al ingresar en bancos y cajeros automáticos.

 

En el nivel dos de la alerta incluye a los estados de Aguascalientes, Baja California, Campeche, Chiapas, Guanajuato, Hidalgo, Ciudad de México, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz. En el nivel tres (reconsidere su viaje) incluye a Chihuahua, Coahuila, Durango, Estado de México, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas. En todos los casos es la misma razón: la presencia del crimen organizado.

 

 

Sinaloa en la alerta

 

En el caso de Sinaloa pidió no viajar al estado ya que la delincuencia es generalizada en toda la entidad y los cárteles de la droga están asentados y operando activamente.

 

 

De la alerta solo se libraron ciertas zonas de Mazatlán y Ahome. Ni siquiera los municipios completos. En el primer caso pidió a sus ciudadanos no salir de la Zona Dorada, Centro Histórico y rutas directas de estas áreas hacia el aeropuerto o la terminal de cruceros. En el segundo caso, están permitidos los viajes dentro de Los Mochis y Topolobampo. Ninguno de los pueblos mágicos de Sinaloa –El Fuerte, Cosalá o El Rosario- se salvó de la alerta, mucho menos los pueblos cercanos a Mazatlán –El Quelite, La Noria- que hasta hace unos años formaban parte de los tour guiados a los turistas.

 

 

Las alertas llegan en un momento en que la violencia se ha desbordado en buena parte del territorio y cuando los funcionarios de Turismo están haciendo hasta lo imposible para nadar a contracorriente, no espantar a las compañías navieras y que los cruceros regresen a Mazatlán.

 

 

En este aspecto, aunque el arribo de cruceros ha registro una mejora permanente –con excepción de 2017- desde 2012 -el peor año para el turismo en Mazatlán- lo cierto es que aún el número de embarcaciones que decide hacer escala en el puerto continúa muy por debajo del que se llegó a registrar en 2008, cuando se reportaron 244 cruceros y era común ver hileras de dos o tres embarcaciones en la zona portuaria.

 

 

Mazatlán llega al Tianguis Turístico como una reducida zona neutral alrededor de la cual los grupos delincuenciales se disputan plazas y posiciones en el cártel. Ni siquiera es todo Mazatlán: en las periferias, en las colonias alejadas del malecón, la Plazuela Machado o la zona dorada, los ciudadanos deben lidiar día a día con balaceras, asaltos, robos, homicidios y otros delitos que parecen no importar siempre y cuando no sea un turista el afectado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA