A la renta en YouTube: "Mia Madre", de Nanni Moretti
Publicado el: 05/05/2018 01:27:40 p.m. en
A la renta en YouTube: "Mia Madre", de Nanni Moretti
 

Nanni Moretti regresa al drama con una cinta que habla sobre el duelo de la muerte pero antes de que esta ocurra, entre dos hermanos que esperan con pasmo el deceso de su madre.

 

 

Por Sergio Ramos.

 

El más reciente largometraje del director, productor, guionista y actor italiano Nanni Moretti es el más autobiográfico de toda su filmografía que incluye 12 films, entre dramas sociales y documentales. Mia Madre (2015) surgió como un ejercicio de expiación a raíz de la muerte de la madre del director en pleno rodaje de su anterior cinta, Habemus Papam (2011).

 

La película guarda mucho en común con su título más exitoso, La Habitación del Hijo (2001), con la que Moretti se alzó con la Palm´d Or, un drama sobre cómo la pérdida de un integrante de la familia comienza a desmoronar los lazos de amor.

 

En Mia Madre, Moretti se desdobla a través de un alter ego femenino, Margherita (M. Buy), una directora de cine que debe lidiar al mismo tiempo con dardos que le arrojan de todos lados: el rodaje de una cinta sobre unos obreros en peligro de perder su trabajo en el que debe soportar el ego, la ramplonería y la explosividad de un actor norteamericano, Barry Huggins (John Turturro); con la insistencia chantajista de una pareja, Vittorio (Enrico Janniello) a la que ella ha decidido sacar de su vida; con una hija semi rebelde que no entiende para qué la ponen a estudiar latín (Beatrice Mancini), pero, sobre todo, con una madre (también profesora de latín y griego como la propia madre de Moretti) pasando sus últimos días en la cama de un hospital a causa de una enfermedad cardiovascular.

 

La progresiva afectación mental de la madre acompaña a Margherita en su desmoronamiento emocional, en medio de un rodaje infernal (aunque el tono de Moretti para estas secuencias está más cercano a la ironía y la comedia que al drama relacionado con la muerte) en el que da a sus actores indicaciones incomprensibles (“debes interpretar al personaje pero también tienes que estar junto al personaje”) y en el que debe lidiar con todo tipo de contratiempos absurdos mientras en su mente se va gestando un remolino en el que se mezcla toda su vida pero, sobre todo, la imagen de la madre moribunda en la cama de un hospital.

 

Los únicos momentos en los que Moretti huye del realismo de la historia es cuando el personaje principal sueña: sueña con la muerte de la madre, sueña que va caminando por una fila de personas esperando entrar al cine mientras se topa con ella misma en versión más joven, etc.

 

Tanta contención por parte de Moretti para evitar en todo momento caer en el sentimentalismo pone en peligro nuestro interés en el drama, pero la experiencia del director en este tipo de historias consigue equilibrar el tono para que podamos conmovernos con el personaje de la anciana esperando su final y el vuelo hacia la desesperación del personaje principal.

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA