“Exagerado que EUA considerara al Chapo como una amenaza a su seguridad”: Jesús Esquivel
Publicado el: 17/08/2019 09:34:20 p.m. en
“Exagerado que EUA considerara al Chapo como una amenaza a su seguridad”: Jesús Esquivel
 


Estados Unidos quiso enviar el mensaje de que a los narcos se les castiga con todo el peso de la ley. Querían dar un castigo ejemplar para que otros narcos sepan lo que les puede esperar. Pero al mismo tiempo está la doble cara de Estados Unidos. La hipocresía. Para llegar a eso son benévolos con otros capos, como El Vicentillo, que en unos cuantos años va a salir libre”

 

 

 

Por Sergio Ramos.

 

 

 

Uno de los principales testigos que participaron en el juicio contra Joaquín Guzmán Loera en la Corte del Distrito Este de Nueva York fue Víctor J. Vázquez, agente de la DEA, quien formó parte del operativo de captura de El Chapo en los condominios Miramar, en Mazatlán, en febrero de 2014.

 

 

Vázquez también es conocido como “El marino falso” debido a que durante dicho operativo llevaba un uniforme de la Marina y estaba armado, además de que se tomó fotos junto a los paquetes de droga decomisada en una de las casas aseguradas al capo en Culiacán.

 

 

Durante el juicio, Vázquez aceptó que ilegalmente estuvo armado durante la captura aunque señaló que lo hizo por protección, “porque, como dije, Culiacán es controlada por el Cártel de Sinaloa y por si los miembros del cártel atacaban a los marinos.

 

 

Sobre su participación en la captura, Vázquez señaló que se limitó a ofrecer “asesoría” y “conocimientos” a los marinos mexicanos y que jamás tocó a El Chapo cuando fue obligado a salir del baño en el que se encontraba al momento de irrumpir en el departamento donde también estaban Emma Coronel Aispuro, las gemelas y personal de servicio.

 

 

Sin embargo, de acuerdo con una entrevista que la esposa de Guzmán Loera le dio al periodista J. Jesús Esquivel para su libro El Juicio (Grijalbo, 2019), el agente de la DEA le quiso pegar a ella mientras estaba con los ojos vendados, detenida en el interior de un auto, pero los otros agentes lo detuvieron y se lo llevaron.

 

 

“Me quiso pegar, pero los demás lo detuvieron y ya le dijeron: no, no, ya vete, vete, quítate, y se lo llevaron. Y ya los que estaban manejando me dijeron: no, no, tranquila, no les digas nada, es que ellos son muy…”, señaló Coronel Aispuro en la entrevista, en la que agrega que no contó nada “por miedo”, porque “no quería hacer más escándalo del que ya había” aunque reconoce que a Guzmán Loera “le pegaron en varias ocasiones”.

 

 

“Lo que hace Emma en esta entrevista es corroborar que Vázquez iba armado como agente de la DEA y que elementos de Estados Unidos fueron los que entraron en la habitación de los condominios Miramar donde se encontraban El Chapo y Emma. Ella no solo corrobora eso sino que incluso menciona que este agente de la DEA, Víctor Vázquez, quien ahora se encuentra en Lima, Perú, intentó golpearla, intimidarla, y la obligaron a que se desnudara, a que se cambiara de ropa delante de ellos, es decir, la estaban humillando”, comenta J. Jesús Esquivel en entrevista con De Primera Noticias.

 

 

¿Fue el Chapo víctima del mito que se generó a su alrededor y que él contribuyó a fomentar?

 

Los medios de comunicación y la agencia antidrogas de Estados Unidos hicieron de El Chapo una figura legendaria del narco. Yo siempre he señalado que El Chapo nunca fue el jefe del Cártel de Sinaloa. Era jefe de una fracción del cártel. Pero el verdadero jefe de jefes se llama Ismael Zambada García, alias El Mayo, a quien nunca han detenido. El mito de El Chapo tiene que ver mucho con todo lo que se ha exagerado a través de las series, las películas, la televisión. A mí me sorprendió que, por ejemplo, a cubrir el juicio en Nueva York llegara hasta la televisión japonesa. Incluso me acuerdo de unos abogados de Arizona que hicieron fila para presenciar el juicio y saber si El Chapo en realidad era tan peligroso nomás de verlo. La verdad es que muchos criminales exageraron durante sus testimonios ese mito con tal de que la justicia de Estados Unidos los perdonara por sus propios delitos.

 

 

Durante el juicio hubo momentos en que la defensa logró imponer su versión y se llegó a pensar que lograría una buena sentencia para su cliente, pero qué fue lo que acabó hundiendo a El Chapo.

 

 

Lo que lo mató fueron las grabaciones. Pese a todas las evidencias, todos los documentos, fotografías, lo que lo mató digamos judicialmente fueron las grabaciones, las conversaciones telefónicas, ahí el jurado escuchó por primera vez a El Chapo dirigir operaciones y manejar a los sicarios. En Estados Unidos tú no eres culpable hasta que te lo demuestren. De eso justamente se trató el juicio. Durante las primeras audiencias se hablaban de algunas cosas que incluso el colega de La Jornada y yo nos preguntábamos qué tenían que ver con El Chapo, pero luego te das cuenta que la Fiscalía tenía todo el proceso muy bien estructurado y poco a poco se fueron atando las piezas del rompecabezas hasta que estuvo completo.

 

 

Entre todos los testimonios hubo un personaje clave, el agente Víctor Vázquez, quien participó de manera ilegal durante el operativo para detener a El Chapo en Mazatlán ya que portaba armas y un uniforme de la Marina mexicana.

 

 

Yo había escrito reportajes sobre este personaje. Durante el juicio lo escuché mentir, negó que hubiesen sido solamente elementos federales de EUA los que entraron a la habitación donde se encontraban El Chapo y Emma en los condominios Miramar donde lo capturan. E incluso en el contrainterrogatorio por parte de la defensa, negó ir armado como agente de la DEA en territorio mexicano cuando nos habían presentado videos y fotos de su participación. Lo que hace Emma en esta entrevista que yo presento al final del libro es corroborar eso. Porque yo se lo pregunto y ahí no solo corrobora eso sino que incluso menciona que este agente de la DEA, Víctor Vázquez, que ahora está en Lima, Perú, intentó golpearla, intimidarla, y la obligaron a que se desnudara, a que se cambiara de ropa delante de ellos, es decir, la estaban humillando. Para mí eso era valioso después de que yo había escrito el reportaje original que te acabo de mencionar.

 

 

Lucero Sánchez también testimonió en contra de El Chapo. Ella es como la contraparte de Emma Coronel. A ella le fue muy mal por sostener una relación personal con el capo, mientras que Emma estaba entre el público, libre.

 

 

Sí, le fue muy mal por su relación amorosa con Joaquín. La pusieron a testimoniar y me parece que ella no tiene mucho conocimiento, y no tendría por qué, ¿verdad?, del sistema judicial de los Estados Unidos. Está acusada de tráfico de cocaína cuando ahí dijo que ella jamás había tocado siquiera la cocaína, y a lo que ayudó al Chapo fue a enviar pacas de marihuana de la sierra, en las avionetas, que es un cargo totalmente distinto. Y es cuando entiendes el sistema de mentiras judicial de EUA. Podría enfrentar una cadena perpetua por un delito en el cual saldría libre en dos años máximo si tuviera un buen abogado, pero obviamente la llevaron para incriminar al Chapo.

 

 

Incluso se puso a llorar en la sala.

 

Se quebró, así lo diría yo, desde que entró a la sala estaba observando al Chapo, él también la miraba, y mientras Emma permanecía agachada, aunque no creo que por celos, absolutamente no. Creo que Emma está perfectamente consciente de lo que significa ser esposa de un capo como el Chapo. Pero cuando concluyó el receso y Lucero volvió a ingresar y pasó a unos tres metros de distancia del Chapo, lo volteó a ver y me parece que por la relación que tuvo con él por el amor que le tuvo, empezó a llorar. En ese momento el abogado William Purpura se dio cuenta de que eso podía sensibilizar al jurado y le pidió al juez que la sacaran otros cinco minutos a que se recuperara. A partir de entonces ya no volteó a ver a Joaquín y este también trató de evitarla. El testimonio de ella no me parece importante para la decisión del jurado. Lo que dio a conocer fueron detalles de cuando lo andaban buscando en Culiacán y que salió corriendo por los túneles, desnudo el Chapo, que la dejó atrás porque no le importaba más que escaparse de quienes la andaban buscando, pero en términos esenciales de su testimonio no fue crucial para que el jurado llegara a ese fallo, a esa decisión, más bien son detalles de todo lo que significa el Chapo y que en realidad no era el gran capo de capos.

 

 

En cierta medida, también fue una víctima…

 

 

Como mucha gente. Los narcos utilizan a muchas personas. La aprovechó, como explicaba ella, para conseguir la marihuana más barata en la sierra, e incluso ella mencionó que primero le dijo que la pidiera fiada y ella rechazó hacer eso porque sabía que Guzmán Loera no le iba a pagar a los campesinos por la marihuana, la sin semilla, entonces eso queda claro, y no solo con ella, con todos los testigos que trabajaron con él, pues como hace todo narco, se aprovechan de las personas, son como productos que una vez que se acaba el servicio, los desechan. Por eso es que hay tanto muerto en el crimen organizado. Los vemos con los sicarios, los niños sicarios, los cargadores de droga, los transportistas, una vez que ya dieron lo que tienen que dar, y para evitar que hablen, los eliminan.

 

 

¿Qué te pareció toda esa parafernalia que se armó afuera de la corte, toda ese despliegue de seguridad, esas medidas que se adoptaron con los que querían ingresar al edificio?

 

 

Creo que incluso algunos miembros del jurado se sintieron intimidados por todo lo que se infló la figura del Chapo, que Estados Unidos determinara que era una amenaza a la seguridad de ese país me parece un poco exagerado. Por eso al principio me dio risa cuando llegué a la corte en la madrugada y que estaban los camiones de los US Marshall, las luces, toda la corta acordonada, como si el Chapo estando en Estados Unidos fuera a llegar un comando de narcos a rescatarlo, sabes que eso no ocurre y es parte del show.

 

 

¿Qué lección quiso enviar el gobierno de Estados Unidos con la sentencia de cadena perpetua para el Chapo?

 

 

Estados Unidos quiso enviar el mensaje de que a los narcos se les castiga con todo el peso de la ley. Querían dar un castigo ejemplar para que otros narcos sepan lo que les puede esperar. Pero al mismo tiempo está la doble cara de Estados Unidos. La hipocresía. Para llegar a eso son benévolos con otros capos, como El Vicentillo, que en unos cuantos años va a salir libre, nada más y nada menos que el hijo de “El Mayo” Zambada, el verdadero capo de capos, el jefe del Cártel de Sinaloa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA

amoxicillin without insurance

buy amoxicillin online

naltrexone buy online

where to buy naltrexone online buy low dose naltrexone canada

amoxil without insurance

amoxicillin without insurance click

buy abortion pill online

buy abortion pill online miconsoladoryyo.com
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA