"Han estado levantando muchachos como no te imaginas en Mazatlán"
Publicado el: 17/12/2018 04:12:33 p.m. en
"Han estado levantando muchachos como no te imaginas en Mazatlán"
 

“No tengan miedo, vamos a buscarlos, hay que alzar la voz para que seamos escuchadas. No buscamos culpables. Buscamos a nuestros hijos. Y nadie nos va a detener porque no estamos haciendo un mal. No estamos en guerra ni en pleito con nadie. Simplemente estamos buscando a nuestros hijos”.

 

 

Por Redacción / De Primera Noticias.

 

 

Dos días antes de su desaparición, Irving Alaín Cortés Arellanes, de 24 años, abrazó a su madre y lloró. También abrazó a su hermana menor y le pidió que cuidara mucho a su mamá. El 7 de junio de 2017, a las 12.38 horas, Irma Arellanes recibió una llamada de su hijo en la que escuchó su voz apagada: “mamá, me pegaron y me quitaron el dinero, pero no te preocupes, voy a estar bien”. Ella le preguntó dónde estaba y qué le había sucedido, pero Irving ya no respondió, le arrebataron el celular y colgaron. Fue la última vez que escuchó su voz.

 

 

A partir de ese momento Irma empezó a buscar a su hijo por todos lados, preguntó por él a sus amigos, agentes que estudiaban la licenciatura en criminalística como el propio Irving, quien ya había hecho su servicio social en Seguridad Pública y soñaba con trabajar en la Policía Federal. Una llamada anónima la alertó sobre la posible ubicación del muchacho: “búsquelo en la Foresta”, le indicaron. La Foresta es una colonia ubicada en la zona nororiente de Mazatlán atravesada por el arroyo Jabalíes.

 

 

“Mientras andaba pidiendo ayuda se puso en contacto conmigo una muchacha que andaba buscando a su hermano y juntas anduvimos recorriendo varios puntos. Yo no sabía que por el Cafetal tiran cuerpos, que por Miravalle tiran cuerpos, yo no sabía porque nunca había pasado por esto”, comenta Irma Arellanes, fundadora en Mazatlán de Tesoros Perdidos, una de las siete asociaciones civiles que en Sinaloa se dedican a buscar a personas desaparecidas. “A los 20 días de que mi hijo desapareció dimos con un cuerpo, luego mi esposo se puso a buscar, a caminar en ese mismo lugar y dio con otras dos fosas más. En ese lugar encontramos tres restos sin saber que uno de ellos era mi hijo porque tenía la cara fracturada por los golpes que le dieron”



 

 

De Primera Noticias: ¿Cómo se contactaron las primeras mujeres que integraron esta asociación luego del caso de Irving?

 

Irma Arellanes: Hablé con varias mamás y les pregunté a quién buscaban. Yo a mi hijo, yo a mi esposo, yo a mi hermano, me respondieron, y entonces les propuse que hiciéramos un grupo. Como yo estaba trabajando con el Químico Benítez en lo de Morena y todo eso, ellos me ayudaron, sí, señora, yo le ayudo a hacer su asociación. Éramos pocas, primero empezamos cuatro, cinco, hasta que nos hicimos 12 y luego 14. Esto fue en septiembre de 2017. Y luego mi hija me hizo la página de Facebook para registrar nuestras actividades y ahorita ya llevamos como 5 mil personas que a las que les gusta nuestra página y nos siguen.

 

 

¿Hubo algún obstáculo por parte de las autoridades para que ustedes emprendieran la búsqueda por sí mismas?

 

Fíjate que no. Cuando yo empecé a buscar, hablé con el licenciado del MP que teníamos una asociación, y pues mientras tuviéramos una denuncia de desaparición nosotras teníamos derecho, o sea, nadie nos puede decir no, no busques, porque se trata de tu hijo. Cuando encontré esos tres restos a mí me tomaron mi declaración y me preguntaron que qué buscaba, y les respondí que a mi hijo. Entonces continué con las búsquedas, pero desgraciadamente te topas con personas tóxicas en el camino. Yo tenía un grupo de doce personas, se fueron ocho, quedamos cuatro y ahora somos cincuenta mujeres. No todas vamos a campo porque muchas trabajan, otras son señoras mayores.

 

 

¿Todas estas mujeres buscan solo a sus hijos?

 

Son contadas las que buscan a su papá. De las que están en nuestro grupo son dos muchachas las que buscan a su papá y otras dos las que buscan a su esposo. Pero el resto busca a sus hijos.



 

 

¿Hay un contexto parecido en estas desapariciones?


Pues mira, nosotras solitas somos las que investigamos porque tú sabes que en la Fiscalía dicen que hay investigadores pero la verdad, pues es lo que estamos peleando porque no hay una inspección del lugar de los hechos, no hay nada, entonces nosotras mismas nos ponemos a investigar, a preguntar y todo eso, no falta quien nos dé información porque lo único que queremos es el cuerpo del muchacho. Qué más podemos decir. Pero claro, nadie tiene derecho a quitarle la vida a nuestros hijos, porque bien o mal, son seres humanos y a nadie les ha costado más que a nosotras.

 

 

¿Tienen registro de cuántas personas están desaparecidas en Mazatlán?

 

No hemos preguntado porque es estresante. Te voy a decir por qué: porque últimamente han estado levantando a muchachos como no te imaginas en Mazatlán. Es estresante esta situación. Pero insisto, nosotras no buscamos culpables, buscamos a los muchachos nada más.

 

 

¿En este año que llevan formadas como asociación cuántos restos han encontrado?

 

26 en total.

 

 

¿Qué ha pasado con estos restos? ¿ya fueron entregados por las autoridades a sus familiares?

 

No. Han entregado los tres que yo encontré, el de la señora Sandra, el de la señora Victoria, el de la señora Miriam, el de la señora Luz María del municipio de Rosario. Son como ocho o nueve cuerpos que se han entregado a sus familiares.

 

 

¿Cómo se han ido capacitando para hacer rastreos, para recuperar muestras, para hacer esta labor pericial?

 

Al principio, cuando la mamá de la diputada Merary Villegas, la licenciada Victoria Sánchez, supo que mi hijo desapareció me dijo: señora Irma, venga a Culiacán, la voy a presentar con una señora, una rastreadora que es muy buena y todo eso. Entonces fui a Culiacán luego de conseguir para mi pasaje con “El Químico” y con el licenciado del ITESUS. Fui y ya me mandó con la señora Susana, que en ese momento estaba con Voces Unidas, ella vino dos veces a Mazatlán a trabajar con nosotras y ya de ahí nosotras solitas. Buscábamos rastros en zonas donde pudiera haber fosas, en lugares con rastros sospechosos en la tierra. Después conocí a la señora María Isabel, de Sabuesos Guerreras, quien nos invitó a trabajar ella. De hecho fuimos a Dimas y las dos veces encontramos restos. Vi cómo trabajaba ella, lo que ella hacía, y fui aprendiendo también ahí, y ya después la invitaba a trabajar conmigo aquí en Mazatlán, traíamos a los perros y después me mandó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

 

 

¿En qué partes del sur del estado han realizado rastreos?

En el municipio de Rosario y en la sindicatura de Villa Unión, siempre y cuando no sea tan peligroso porque tenemos más hijos. Tenemos acompañamiento de ministeriales y de la Federal.

 

 

Cada vez que ustedes se reúnen para ir a hacer una búsqueda tienen que ir acompañados por estos policías.

 

 

Sí, pero cuando es aquí cerca de Mazatlán, en las afueras, y que no está peligroso, que hay gente, vamos nosotras solas, pagamos la auriga y nos vamos.

 

 

¿En qué parte de Mazatlán se han encontrado más fosas clandestinas?

 

En Miravalles y Santa Fe, en el Manglar, por ahí, en Las Torres, esos los puntos son donde más hemos sacado restos.

 

 

¿Qué le podría decir a los familiares que en estos momentos tienen a un familiar desaparecido?

 

Que no tengan miedo, vamos a buscarlos, hay que alzar la voz para que seamos escuchadas. No buscamos culpables. Buscamos a nuestros hijos. Y nadie nos va a detener porque no estamos haciendo un mal. No estamos en guerra ni en pleito con nadie. Yo les pido que se acerquen a nosotros. Hicimos una oficina aquí en mi casa para recibir a todas las personas que estén pasando por esta situación.

 

 

Cuando alguien se acerca a ustedes con un caso, ¿cómo los apoyan.

 

Si ella sabe dónde podemos ir a buscar, inmediatamente vamos. De hecho hace poco una persona de Culiacán me pidió el apoyo y fuimos a un lugar, fuimos tarde noche, eh, ya estaba de Dios que no nos hicieran nada. Y al otro día temprano regresamos y sí, ahí estaba el cuerpo. Les damos el acompañamiento si se puede inmediatamente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA