"Es un secreto a voces que en Guasave hay cientos de desaparecidos"
Publicado el: 22/05/2019 07:37:51 p.m. en
"Es un secreto a voces que en Guasave hay cientos de desaparecidos"
 

 

“Pasó un año desde la desaparición de mi hijo y como cualquier padre o madre de familia, vivía con la incertidumbre, con el dolor de no saber dónde estaba, pensando que a lo mejor ya estaba muerto. Ante la cruda realidad de que las autoridades no hacían nada me dije que si yo no lo buscaba nadie más lo iba a hacer”

 

 

Por Sergio Ramos.

 

 

 

El 28 de febrero de 2015 desapareció el hijo de Adolfo López Ramírez en Los Mochis. Adolfo de Jesús era trabajador del IMSS y tenía 21 años al momento en que fue sacado de su domicilio junto con otro trabajador del Seguro Social por sujetos armados que se lo llevaron en una camioneta Pilot, según le contaron los vecinos al padre que comenzó su búsqueda en cuanto se enteró de que su hijo no se había presentado a trabajar.

 

 

“Yo había hablado por teléfono con mi hijo el mismo sábado 28 de febrero y hasta el tercer día, cuando lo procuraron en el trabajo porque no se había presentado, me enteré de su desaparición y me trasladé a Los Mochis, a su casa, donde los vecinos me dijeron que lo habían levantado a él y a otro muchacho que era su compañero de trabajo”, comenta don Adolfo en entrevista con De Primera Noticias.

 

 

Fue así que don Adolfo se acercó a Las Rastreadoras del Fuerte y posteriormente, debido al gran número de desaparecidos en su municipio de origen, fundó junto con otras madres y padres de jóvenes desaparecidos la extensión Guasave de Las Rastreadoras.

 

 

Durante cinco meses buscaron fosas clandestinas en diferentes comunidades del municipio hasta que el pasado 1 de mayo localizaron, en las inmediaciones del poblado Casa Blanca, varias fosas con 11 cuerpos, entre ellos, los restos de dos mujeres, los cuales fueron enviados al Laboratorio de Medicina Forense en Culiacán para que se les realicen los estudios genéticos para identificarlos y entregárselos a sus familiares.

 

 

Fue un momento importante para este grupo pues el hecho de no haber encontrado ningún resto en todos estos meses resultó decepcionante para las familias que se habían integrado desde diciembre pasado. Encontrar una fosa con cuerpos humanos resulta triste, confiesa don Adolfo, pero al mismo tiempo es un alivio saber que una vez que esos restos sean entregados a los familiares, estos podrán darles una digna sepultura y tener, a su vez, un descanso del dolor por haber perdido a un ser querido.

 

 

De Primera Noticias: ¿Usted interpuso denuncia por la desaparición de su hijo?

 

Adolfo López Ramírez: Sí interpuse la denuncia en la Vicefiscalía de Los Mochis, pero no hubo avances en la investigación. Simplemente abrieron el expediente. Incluso yo les pregunté que si iba a haber una investigación con los compañeros de mi hijo para que aportaran algún indicio, y no, nada. Sí fueron al domicilio a tomar huellas los peritos de la Fiscalía, pero fue la única vez que hicieron levantamiento de pruebas. Fue cuando ya oficialmente se declaró que mi hijo estaba desaparecido. Pero desde ahí ya no hubo ningún seguimiento a la investigación.

 

 

 

¿En estos cuatro años no le han entregado ningún avance?

 

 

Nada. Sí se portaron muy amables y me dijeron que si yo me enteraba de alguna versión fuera a llevárselas, pero ha de cuenta que yo me iba a convertir en un investigador en vez de que ellos salieran, de que ellos al lugar de trabajo para ver qué decían sus compañeros. Yo cada semana iba a la Vicefiscalía, y luego llamaba por teléfono para ver qué adelantos había, pero al ver que no había resultados pues me fui retirando y desde entonces han pasado cuatro años y no volví a saber nada.

 

 

¿Cuál fue su primer contacto con Las Rastreadoras del Fuerte?

 

Pasó un año desde la desaparición de mi hijo y como cualquier padre o madre de familia, vivía con la incertidumbre, con el dolor de no saber dónde estaba, pensando que a lo mejor ya estaba muerto. Ante la cruda realidad de que la autoridad no lo buscaba me dije que si no lo buscaba yo nadie más lo iba a hacer, pero yo solo cómo, por dónde empiezo, hacia dónde me dirijo. Entonces escuché en las noticias y en las redes sociales que existía un grupo de Las Rastreadoras y me llamó mucho la atención. Alguien me dio el teléfono de la señora Mirna Nereyda y me comuniqué con ella, me invitó a unirme al grupo, me dijo que estaba dispuesta a ayudarme, y en julio de 2016 me presenté con mi pala y con mi mochila en el hombre a mi primera búsqueda con las compañeras y desde entonces me incorporé al grupo y empezamos a buscar. Al principio llegaron indicios, rumores, del posible lugar adonde se habían llevado a mi hijo. Nos dijeron que probablemente para el rumbo del ejido 9 de diciembre, datos muy escuetos, sin ningún detalle. Pero hasta el momento no ha habido resultados positivos de mi hijo. Se han encontrado muchos cuerpos pero ninguno ha sido mi hijo.

 

 

¿Por qué se decidió abrir esta extensión en Guasave?

 

 

Con la señora Mirna se han comunicado de muchas partes de Sinaloa, así como yo la busqué, pidiéndole su apoyo porque también en otros municipios existen muchos desaparecidos. De Guasave varias madres de familia se reportaron con ella pidiéndole que viniera a ayudarlas en la búsqueda de sus seres queridos. En noviembre de 2018 la señora Mirna acudió a una reunión aquí en Guasave donde se juntaron muchas familias de desaparecidos y se hizo el compromiso de que Las Rastreadoras vinieran a apoyarnos. La idea era que se formara un grupo como extensión de Las Rastreadoras en Guasave con las familias de aquí. Y así fue. El 4 de diciembre de 2018 se conformó el grupo y se iniciaron las primeras búsquedas todos los domingos.

 

 

¿Cuántos integrantes de Las Rastreadoras Guasave hay actualmente?

 

Se inició con un padrón de 35 familias. La mayoría mamás que tienen a sus hijos desparecidos, otros a sus hermanos, otros a sus papás, pero la gran mayoría son madres de familia con sus hijos desaparecidos. Al principio se nos hizo muy extraño que solo acudieran 35 familias cuando en todos lados se sabe, es un secreto a voces, que son cientos y cientos de desaparecidos aquí en Guasave. Entonces cómo era posible que nada más 35 familiares se acercaran. Entendemos que muchas personas por temor no presentan denuncia, otras por ignorancia, por desconocimiento, pero poco a poco hemos ido difundiendo la existencia del grupo, invitando a las búsqueda, invitando a todas las personas que tienen un familiar desaparecido.

 

 

¿Ustedes tienen un registro de cuántos desaparecidos hay en Guasave?

 

No tenemos el número porque en el Ministerio Público no nos han dado esa información, pero como le digo, extraoficialmente se sabe que son cientos de desaparecidos en todo el municipio de Guasave.

 

 

¿Cómo ha sido el proceso de aprender a rastrear restos humanos?

 

Hemos ido aprendiendo a ubicar lugares sospechosos donde pueda haber fosas clandestinas, ya sean basureros, baldíos, a la orilla de los drenes, a la orilla de los ríos, en parcelas. La señora Mirna nos ha ido dando consejos, nos ha ido orientando de cómo raspar el terreno, de cómo aprender a ubicar una posible fosa debajo de basureros donde puede haber tierra removida. Fue así, por ejemplo, que dimos con las fosas en las inmediaciones del poblado de Casa Blanca el pasado 1 de mayo. En cinco meses ya habíamos ido a diferentes puntos donde nos decían que en tal ejido hay un basurero, que en tal parte hay una zona con olores donde a lo mejor hay cuerpos. Nos habíamos encontrado con fosas pero de animales, perros y vacas, en los montes también encontrado huesos tirados pero de animales. La señora Mirna se ha encargado de darnos tips, talleres, consejos para saber cómo identificar huesos de humano y los diferentes tipos de terreno y cómo raspar la tierra.

 

 

¿Cuántos cuerpos encontraron en las inmediaciones de Casa Blanca?

 

 

Once. Lo curioso es que ese día le tocó venir a la señora Mirna y el grupo de compañeras de Los Mochis. Los que participamos aquí en Guasave ya habíamos pasado de largo por ese trecho donde se encontraban las fosas. Habíamos visto basura quemada a la orilla del dren pero no nos llamó la atención. La señora Mirna por su olfato, por su experiencia de otros casos en los que ya habían encontrado fosas debajo de los basurones, nos dijo qué pasó, por qué no han removido esta basura. Empezamos a buscar y fue así como descubrimos que debajo de la basura había tierra removida, metimos las varillas y se fueron hasta abajo y ahí fue donde descubrimos la primera fosa donde se encontraban tres cuerpos. Y así fuimos toda esa zona que habíamos limpiado, enseguidita, a dos metros, estaba otra fosa, y a tres metros estaba otra, fueron 9 fosas en total en las cuales encontramos 11 cuerpos.

 

 

¿En qué partes de Guasave han estado buscando?

 


Para la zona del rio Sinaloa, donde está el puente, viniendo por la carretera internacional. También hemos buscado en drenes, en otros canales por la calle Cien, rumbo a Sabanilla, por el rumbo de Tamazula.

 

¿Cuándo les entregan los resultados de las pruebas genéticas de los cuerpos de Casa Blanca?

 

Varía porque cuando les hacen los exámenes pueden tardar al menos tres meses. A veces menos porque depende de las características de los restos. Muchas veces los identifican o se identifican extraoficialmente por la ropa, por los accesorios, por los tatuajes. Entonces cuando se sospecha que puede ser tu familiar les hacen el cruce directo de tu sangre con los restos y se tarde menos, semanas o un mes. Pero cuando no hay un cruce directo le hacen exámenes al cuerpo y los resultados pueden tardar de tres a seis meses.

 

 

¿Qué le puede decir a las familias que tienen alguien desaparecido?

 

 

Que se acerquen al grupo, tenemos el teléfono 6 62 105 21 07 para orientarlos, pero también es muy importante presentar la denuncia ante las autoridades porque en la denuncia viene incluida la práctica del estudio genético de ADN para identificar a todos esos cuerpos que ya se encontraron desde hace tiempo y los que se sigan encontrando. Las autoridades no buscan. Entonces quién más va a buscar si no somos nosotros los padres, las madres, los hermanos.

 

 

 

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA

naltrexone buy online

where to buy naltrexone online buy low dose naltrexone canada

amoxil without insurance

amoxicillin without insurance click

buy abortion pill online

buy abortion pill online miconsoladoryyo.com
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA