La traición de El Alexis que decidió su muerte
Publicado el: 07/04/2021 06:03:36 p. m. en
La traición de El Alexis que decidió su muerte
 

 

Fue asesinado en calles de Zapopan un ex operador de La Unión Tepito, experto clonador de tarjetas bancarias y narcomenudista, quien en meses pasados llegó a Jalisco huyendo de una orden de aprehensión en su contra por el homicidio de una mujer en la Ciudad de México, y de la sentencia de muerte que el cártel chilango había declarado en su contra por una traición que nunca se le perdonó.

 

 

Por Redacción De Primera Noticias.

 

 

La noche del domingo 10 de marzo, una camioneta BMW X4 color blanco, modelo reciente, circulaba por avenida Central en la colonia Puerta del Valle, uno de los sectores más exclusivos de Zapopan, cuando se le emparejó un pistolero en una motocicleta con el logo de una empresa de reparto de comida.

 

 

Al llegar a la esquina con Paseo Valle Real, el conductor de la camioneta detuvo la marcha y el motociclista aprovechó el momento para sacar de entre sus ropas una pistola calibre 9mm con la que disparó a los dos ocupantes de la BMW, antes de darse a la fuga.

 

 

Cámaras del C5 registraron el atentado y de inmediato el lugar se llenó de patrullas y elementos de la Policía Municipal, Policía Estatal, Fiscalía de Jalisco y del Servicio Médico Forense.

 

 

En el asiento del conductor estaba un hombre herido en el tórax, aún con vida y consciente, quien dijo llamarse Sergio Adrián y dedicarse al comercio y que fue trasladado a bordo de una ambulancia al hospital Real San José, a unos 15 minutos de distancia, donde horas más tarde se reportó su muerte.

 

 

En el asiento del copiloto se encontraba el cuerpo sin vida de un joven con una playera Dolce & Gabbana, cubrebocas, alhajas de oro y reloj con correa de cuero, con los brazos totalmente tatuados y varias heridas de arma de fuego en el abdomen.

 


 

Se trataba de Alexis Martínez, alias “El Alexis”, de 29 años de edad, un ex operador del cartel de La Unión Tepito especializado en la clonación de tarjetas bancarias a gran escala, extorsiones y narcomenudeo, además de ser señalado por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México de ser probable responsable del homicidio de una mujer y de ser sospechoso en el probable feminicidio de una ex pareja que se encuentra en calidad de desaparecida desde diciembre de 2018.

 

 

Procedente de la colonia Guerrero, en el centro de la Ciudad de México, El Alexis andaba huyendo de la sentencia de muerte que había dictado en su contra La Unión Tepito. Sin embargo, su vanidad pudo más que la precaución y a pesar de que se sabía un perseguido, no dejó de publicar fotos en su cuenta privada de Instagram. Botellas, bares, antros, restaurantes, autos de lujo: su vida seguía como si nada en Guadalajara.

 

 

La traición de El Alexis

 

 

El rastreo más antiguo que el periodista Antonio Nieto, autor de los libros Narco CDMX (2020) y El Cártel Chilango (2021) hace de El Alexis lo ubica en una foto que los principales integrantes de La Unión Tepito se tomaron en marzo de 2017 en un balneario de Chalma, Estado de México, adonde habían ido en peregrinación al templo del Señor de Chalma.

 

 

En dicha foto aparecen el líder principal de La Unión Tepito, Roberto Moyado, alias El Betito, junto a su brazo derecho y jefe de sicarios, Juan Iván Arena Reyes, El Pulga, además de El Elvis, El Manzanas, El Jamón, El Uriel y, desde luego, El Alexis, que en ese entonces tenía 26 años de edad y ya trabajaba como clonador de tarjetas bancarias al servicio del cártel.

 

 

El Pulgas era uno de los hombres de más confianza de El Betito, “su niño” según el léxico mafioso, con 29 años de edad y “casi toda su vida de malandro”, con un historial criminal que incluye homicidios, narcomenudeo, lesiones por disparo de arma de fuego y amenazas, de acuerdo con los expedientes de las autoridades capitalinas.

 

 

“Al ser el jefe de sicarios de La Unión y el encargado de consumar, por propia mano, los asesinatos ordenados por El Betito, este hombre era sin lugar a dudas el que más vidas cargaba sobre sus hombros”, señala Nieto.

 

 

El Alexis y El pulga se conocieron porque, antes de empezar a formar parte de La Unión Tepito, el primero trabajaba para un traficante apodado El Güero Versace, socio y amigo de El Betito. Como no había broncas entre ambos jefes, sus empleados (El Alexis y El Pulga) pudieron hacerse amigos, casi hermanos, al grado que viajaban juntos al extranjero e iban a los mismos antros fresas de La Condesa y La Roma, aunque el propio Betito llegó a decirle a su muchacho: “No le des mucho vuelo a ese güey, no es de la banda”.

 

 

En ese entonces, El Alexis había terminado una relación sentimental con Karina Itzel Morales Baltazar, una joven de 27 años de edad que mientras fue su pareja se puso implantes en los pechos y en los glúteos. Según testimonios de miembros del cártel a la policía capitalina, El Pulga empezó a cortejar a Karina. El Alexis lo consideró una traición imperdonable y lo entregó a los enemigos de La Unión Tepito: la Anti Unión.

 


 

El 8 de junio de 2018, El Pulga, su chofer y El Alexis se dirigían en una camioneta Amarok negra a la casa de la madre de El Pulga. Antes de ingresar al complejo de condominios, la camioneta fue interceptada por sicarios que comenzaron a disparar. Ni El pulga ni su chofer pudieron hacer nada. Antes de intentar repeler la agresión, ya sus cuerpos estaban cocidos a balazos. El Alexis, en cambio, solo recibió un balazo en la pierna izquierda. Para despistar.

 

 

Ocurrió precisamente lo contrario: “En automático, el joven de 26 años de edad se vuelve sospechoso de entregar a El Pulga. Tendría que haberse convertido en un fantasma, pero no lo logra […]

 

 

El asesinato de El Pulga enfureció a Betito a tal grado que, sabiendo que ya lo consideraban sospechoso de haberlo puesto, El Alexis acabó escapándose del hospital donde se encontraba reponiéndose de la herida en la pierna.

 

 

Meses después del asesinato de El Pulgas, desapareció la ex del Alexis. Karina Itzel fue vista por última vez con sus amigas en un festival de música electrónica, el Storage Festival, en el municipio de Tlalnepantla, Estado de México, el 15 de diciembre de 2018. Las autoridades capitalinas ofrecieron una recompensa de 2 millones de pesos a quienes proporcionaran información que permitiera dar con su paradero. Pero desde entonces, nada se sabe de la joven.

 

 

Detención y liberación de El Alexis

 

El 1 de marzo de 2019, en un operativo sorpresa en los condominios de lujo Be Grand San Ángel, al sur de la CDMX, elementos de la Policía Federal y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana detuvieron en un departamento del quinto piso a dos hombres y dos mujeres vinculados a La Unión.

 

 

Entre los detenidos estaba El Alexis, quien de acuerdo con información periodística que se divulgó en ese entonces, rentaba en más de 30 mil pesos mensuales un departamento de lujo en una de las torres del complejo. En el lugar fueron decomisadas armas, droga y tarjetas bancarias. Los cuatro detenidos fueron trasladados a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

 

 

Sin embargo, a los pocos días, todos estaban en libertad. En el caso de El Alexis, una juez lo vinculó a proceso solo por el delito de posesión simple de droga, lo que no amerita prisión preventiva, por lo que obtuvo su libertad tras el pago de una fianza de 20 mil pesos y con la condición de que se presentara a firmar cada mes. Cinco días después de su liberación, la procuradora capitalina reconoció un “error” en la orden de aprehensión, ya que esta no había sido girada por “ese Alexis” sino contra otro involucrado en un homicidio en Polanco.

 

 

A partir de ese momento, desapareció del ojo público. Con la detención de El Betito (quien se hizo un pass gástrico para bajar de peso, se injertó cabello y se dejó crecer la barba para intentar no ser reconocido) el camino parecía libre para que El Alexis circulara libremente, pero la procuraduría capitalina consiguió una orden de aprehensión por feminicidio en su contra.

 

 

Las nuevas figuras que llegaron al control de La Unión Tepito, emparentados o asociados con El Betito, quien desde el Reclusorio Sur sigue dirigiendo los paso de la organización criminal, continuaron con la encomienda de no dejar pasar la traición, por lo que la persecución contra el Alexis se mantuvo.

 

 

“Refugiado” en Guadalajara, El Alexis siguió llevando una vida de lujos, excentricidades y marcas caras, presumiendo en sus redes sociales una especie de exilio dorado que no pasó desapercibido para sus captores.

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA