La precariedad en la que vive La Nana Manuela de la colonia Renato Vega
Publicado el: 04/09/2021 09:38:40 p. m. en
La precariedad en la que vive La Nana Manuela de la colonia Renato Vega
 

 

La pobreza es la expresión más fehaciente del incumplimiento de los derechos humanos sociales y económicos. La pobreza generalmente se asocia con la carencia de bienes y servicios, con la insatisfacción de necesidades humanas básicas. La pobreza es un testimonio de derechos humanos incumplidos, de falta de respeto a la dignidad humana.

 

Por Yesenia Rojo Carrizosa

 

El derecho a una vida digna es, sin duda, el derecho humano fundamental, pero en la casita de La Nana Manuela pareciera que no existe ese derecho.

 

“Hasta aquí no llega ninguna ayuda, ni en el mundo nos hacen”, cuenta la Nana Manuela mientras se espanta los mosquitos. “Allá en el parquecito siempre vienen los candidatos cuando hay elecciones y yo siempre les pido lo mismo, lámina o aunque sea una lona, porque cuando llueve ahí nos hacemos bolita en el cuarto hasta que pasa el agua”.

 

Recuerda cómo un candidato al gobierno de Sinaloa le prometió hacerle una casita de material durante la campaña, pero ya nunca volvió. Son sus vecinos quienes la apoyan con lo que pueden, además de que recibe algunas despensas con alimentos básicos.

 

“A todos les caigo bien porque dicen que siempre me estoy riendo, y pues pa’ qué voy a llorar, es la misma, ahora que vive conmigo ella (refiriéndose a una viejecita mayor que ella: María Candelaria), somos amigas, a ella se le quemó su tejabancito y le dije, pues vente aquí conmigo”, relata La Nana.


 


Siempre sonriendo, las grandes amigas confían en que estando juntas pasan mejor sus días, días que son llevados de una mejor manera gracias a su pequeña despensa de arroz y proteínas que el gobierno les regala, aunque en campaña les prometieron más, además de esas proteínas que hoy se presumen como logro para disminuir la pobreza.

 

A La Nana también le prometieron una casita de material, en esos tiempos todo el vecindario lo creyó, porque parecía tan real aquel saludo tan fraterno y esa generosidad… hasta los muebles para su casita le prometieron.

 

Sin duda, los ancianos enfrentan de por sí un tipo de discriminación debido a su edad y que, por lo mismo, requieren derechos especiales de protección, mayormente los que han sido excluidos de la sociedad y viven en la pobreza, con acceso limitado a los servicios de salud.

 

Mientras Manuela y Candelaria nos cuentan su vivir diario, entre bromas y risas, se observa en sus paredes de pedazos de madera propaganda de campaña de Quirino y Rocha Moya, paradójico resultan esas imágenes en esas paredes, igual que la frase que más repite el presidente López Obrador de “primero los pobres”. En esta casita eso pareciera no tener sentido.

 

Cifras de pobreza

 

El CONEVAL mostró sus cifras y resultados de la medición de la pobreza que hicieron de 2018 a 2020, donde a Sinaloa le fue bien, porque esta medición que hacen los expertos ha marcado una reducción importantísima en el estado, pasando del 31 al 28 por ciento, señaló Ricardo Madrid Pérez, titular de la SEDESO. Destacó que este resultado no sería posible sin la incansable labor del gobernador Quirino Ordaz Coppel en las distintas brechas, lo que significa que cerraría esta administración con los índices de pobreza más baja.

 



Aseguró que “el capital humano y el trabajo se enfocaron en que los fondos de infraestructura social fueran encaminados en obras de alcantarillado, agua potable y energía eléctrica para dignificar la vida de la población más vulnerable, así como también se hizo durante los momentos más duros de la pandemia con apoyo en proteína”.

 

A pesar de estos números, y de la proteína que ponen los funcionarios en las mesas de los que menos tienen, en Sinaloa la desigualdad golpea la vida de estas dos señoras, pero al recorrer las calles de terracería totalmente destruidas de la colonia Renato Vega y de todo Sinaloa, podemos ver que existen muchas más “Nanas Manuelas”.

 

Los datos sobre Sinaloa requieren de un análisis detallado. Para diferentes analistas la situación de pobreza extrema en Sinaloa presenta un aumento, pues tan sólo en 2018 existían 65 mil 600 sinaloenses en esta condición, pero en 2020 se reporta el 2.4%, representado por 73 mil 900 ciudadanos.

 

Aunque en esta nueva medición por entidad no considera la pobreza moderada, llama la atención que la diferencia de población entre 2018 y 2020 en pobreza extrema representa un aumento de ocho mil 300 ciudadanos, los cuales hipotéticamente pasaron de un estatus de pobreza moderada a pobreza extrema.

 

En 2018 el 13.2% de la población no contaba con acceso a los servicios de salud y en el año 2020 empeoró la carencia, afectando a 595 mil 400 sinaloenses, lo que significa el 19.6%, de las 3 millones 026 mil 943 personas que habitamos Sinaloa, según el INEGI. ¿Esto es coincidente con la alta tasa de letalidad por la covid-19 en Sinaloa?


 


Si al menos los políticos tuvieran vergüenza con el pueblo que los puso donde nunca han debido estar sentados, porque al final del día el cáncer más grande que tiene este estado es el de la corrupción, y lo triste es que esa corrupción ya ha rebasado límites, porque ya le están robando a la gente hasta la esperanza de seguir creyendo.

 

Precariedad

 

Aquí en esta casita se ve de una manera tan cruda la realidad y las deudas de todos los gobernantes: justicia, igualdad, crecimiento, desarrollo, pero sobre todo, la esperanza de un mejor futuro.

 

La pobreza golpea de manera cruda la vida de estas dos señoras y es en esta casita donde se construyen historias dignas de mérito y reconocimiento, en las que la dignidad, la fortaleza y el carácter demuestran que la grandeza se forja en un camino cuesta arriba, venciendo obstáculos, así viven la Nana Manuela y María Candelaria, quienes a diario ponen a prueba la capacidad de sobrevivencia.

 

La transformación que tanto maneja este gobierno debería iniciar con el desecho de la clase política que no está a la altura de los retos actuales. Se requiere renovar muy a fondo un aparato de gobierno inoperante, corrompido, enmohecido, hundido en el pasado y que no tiene perspectiva ni diseño.


 


El discurso de “primero los pobres” en esta realidad resultan solo eso: discurso. La realidad es que seguimos siendo gobernados por ladrones que se escudan en frases rastreras como “si no lo hago yo, lo hará otro”, pero ese dinero que se roban, es el dinero que debe ser destinado entre otras muchas cosas a mitigar el sufrimiento de centenares de personas que viven en la pobreza, porque el mayor costo de la corrupción es reasignar recursos a los ricos y poderosos, con dineros que estaban destinado para atender a los más pobres.

 

En tiempos difíciles, más que nunca, necesitamos solidaridad y esperanza.

 

Nana Manuela: 667 126 8211

 

“Erradicar la pobreza no es un acto de caridad, es un acto de justicia”. Nelson Mandela


DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA
¿Alguno de los candidatos o candidatas a la gubernatura realmente le despierta entusiasmo como para salir a votar por él o ella?
No
 
 
 
 
 
 
Created with Poll Maker