Entrevista con Daniel Stulin. "El mundo que conocíamos antes del Covid no volverá"
Publicado el: 07/04/2021 05:22:25 p. m. en
Entrevista con Daniel Stulin. "El mundo que conocíamos antes del Covid no volverá"
 

 

“El mundo de antes está muerto. No vuelve nunca más. Es imposible. El mundo que hemos dejado el 31 de diciembre de 2019 está fuera de cualquier imagen del futuro. Lo que estamos viendo ahora mismo es el nacimiento de algo absolutamente distinto, todo lo de antes, nuestra forma de entender el mundo, nuestra forma de interactuar con la gente, todo está desapareciendo. Y va a ser remplazado por el nuevo mundo. Si puede la élite, sería el mundo del dinero digital planetario, de la vigilancia total, del control férreo total”.

 

 

 

Por Redacción De Primera Noticias.

 

 

No es ningún secreto que la civilización actual atraviesa por una crisis de proporciones inimaginables, y que en términos geopolíticos y económicos ya nada será lo que fue. La pandemia del coronavirus solo ha venido a acelerar este proceso que se desarrolló tras bambalinas desde hace años.

 

 

¿Pero hacia dónde se dirige el mundo? A través de esta investigación, Daniel Estulin nos muestra lo que las élites globales han conspirado y planeado desde las sombras para imponer el nuevo orden mundial.

 

 

Los enfrentamientos son inevitables y cada uno de estos jugadores pretende mejorar su posición. ¿Qué resultará del enfrentamiento entre Estados Unidos y China? ¿Qué planes tienen el mundo islámico y Rusia para volver a ser jugadores preponderantes? ¿Acaso las nuevas élites alternativas buscan romper con la hegemonía de la Internacional Financiera?

 

 

 

De Primera Noticias: En el libro mencionas que la pandemia del Covid-19 ha permitido un cambio de paradigma tecnológico en el mundo, hemos pasado a un nuevo paradigma de acuerdo con los cambios tecnológicos que ha experimentado la humanidad.

 

 

Daniel Estulin: Estamos pasando del quinto al sexto paradigma tecnológico y eso va a producir un cataclismo social. La historia de la humanidad está dividida en paradigmas tecnológicos: el primero sería el pre-tecnológico con la agricultura, los animales, la economía propiamente agraria. La segunda sería la industria textil, el tercero sería cuando empiezan a usarse el vapor, los trenes, a principios del siglo XIX, el cuarto paradigma sería con la implementación de la maquinaria pesada, las grandes factorías y las cadenas de montaje. El quinto paradigma, que es el que dominó el siglo XX, es el industrial: el petróleo, la producción en masa, los automóviles, etcétera.

 

 

¿En qué consiste este sexto paradigma en el que estamos entrando?

 

El nuevo paradigma es el post-industrial, es decir, todo lo que tiene que ver con la tecnología, la informática, las telecomunicaciones, la inteligencia artificial, la robótica, la realidad virtual. Un nuevo paradigma que, por ejemplo, implica la educación a distancia, la eliminación de las universidades como espacios físicos. Entonces, en este nuevo sexto paradigma la inteligencia artificial jugará un papel clave en todos los aspectos de nuestras vidas. Y no estoy hablando de drones o de robots sino de una nueva filosofía para crear un ambiente que no dependa de las personas. Es un mundo virtual, es decir, no va a ser necesario trasladarse de manera física del espacio 1 al espacio 2. También estaríamos hablando de las criptomonedas controladas por los gobiernos, dinero digital, la desaparición de los bancos como instituciones financieras.

 

 

Señalas que este cambio de paradigma tecnológico el dinero en efectivo tiene los días contados.  

 

 

El objetivo principal es remplazar el sistema del dólar americano utilizado por la población en general con un sistema de transacción digital: el objetivo es poner fin a las monedas porque mientras tú y yo sigamos teniendo dinero en efectivo seguimos siendo libres. El objetivo es eliminarlo y reemplazarlo por un sistema de tarjetas de crédito integrada que puede rastrear todos tus movimientos: transición a una economía, a una moneda digital para reforzar al Estado. China lleva mucho tiempo ejecutando planeas para hacer del yuan una moneda digital como primer paso, y como segundo paso, ser líder en el uso de moneda digital. Con esto, China espera desdolarizar la economía y las relaciones económicas exteriores. La tarea de emancipar a China del dólar estadounidense se ha vuelto  relevante desde que EUA comenzó a imponer sanciones económicas contra el gobierno chino usando el asunto de Hong Kong. China espera ser la primera nación en introducir una moneda digital oficial y con ello sus operaciones serán invisibles para la inteligencia financiera de EUA. La transición a la moneda digital fortalecerá la posición del Estado en el mundo del dinero. Y con la introducción de la moneda digital, estaríamos entrando de lleno en el mundo del sexto paradigma tecnológico. China está más preparada que la mayoría de los otros países, ya sea EUA, Alemania, Francia o Gran Bretaña, para introducir una moneda digital. Y existe otra razón por la cual China se puede adelantar a la introducción de la moneda digital: los chinos ya lograron romper el hábito del uso del dinero en efectivo. Es muy común que la población haga pagos electrónicos. Los residntes casi nunca usan papel moneda, hacen pagos con sus móviles y el Banco Central de China ha declarado abiertamente que el dinero digital está destinado a sustituir al dinero en efectivo.


 

 

Hablas del uso que las élites le han dado a la pandemia para implementar un sistema económico mundial único y un posible gobierno global.

 

 

El objetivo es asustar a la población con pobreza, conflictos internos y rupturas de la cadena de suministro. Después de todo esto, se propondrá una solución basada en la tiranía médica con la expedición de pasaportes de inmunidad para poder viajar o abordar un avión, y un sistema económico global basado en una sociedad sin dinero efectivo, solo economía digitalizada, que destruirá la confidencialidad. Al mismo tiempo se busca formar un gobierno global multilateral, impersonal, que hará lo que quiera y no será controlado ni responsable ante nadie. Una centralización del poder. Quieren que sea el propio público quien exija una gobernanza global como una forma de acabar con el caos mundial, en este caso la pandemia, para que entonces los arquitectos del nuevo orden mundial tengan la oportunidad de evitar una rebelión por parte de la población contra su poder absoluto. Este plan se resume así: se crea un problema, se desarrolla una reacción por parte de la población y finalmente se le ofrece a dicha población una solución. Con respecto a EUA, debemos entender que la elite no acabará con la pandemia. Mucha gente piensa que con las vacunas todo va a volver a ser como antes. Lo de antes no va a volver nunca más. Por el contrario, tú vas a ver muchos más bloqueos, las pequeñas y medianas empresas están destinadas a morir porque no las necesitan, habrá desempleo a gran escala planetario con miles de millones de personas sin nada que hacer. En las condiciones de este caos creado de manera artificial, las corporaciones transnacionales, propiedad de los globalistas, saldrán ganando. De hecho, están ganando más que nunca, están más ricos que nunca.

 

 

¿Qué papel juegan en esto las redes sociales?

 

Las redes sociales, desde Facebook hasta Twitter, están en manos de las mismas grandes empresas que forman parte del complejo militar industrial. Estamos viendo lo que hace Twitter, lo que te comentaba antes, los conceptos de libertad, democracia, derechos humanos, libertad de expresión, ¿adónde han ido cuando te están bloqueando o borrando videos según por el bien de todos? Si en YouTube tu pones cualquier cosa que va en contra de la dinámica establecida con el tema del covid y de las vacunas, entonces lo eliminan y te borran el canal. Los medios de comunicación en general forman parte de la elite mundial. Si estamos hablando de Tik Tok es chino, si estamos hablando de Twitter es americano, todas forman parte del complejo militar industrial y ellos son elemento clave en esta lucha de propaganda que están llevando a cabo. En un principio, las redes sociales servían como concepto a la libertad de expresión, pero hoy en día no existe. Solo es el pensamiento único. Los chinos tienen pensamiento único chino, por eso ellos crearon sus propias redes con sus sistemas de control, y Occidente tiene las suyas, las cuales también están controladas.

 

 

Señalas, tajante, que el mundo de la era pre-covid está muerto para siempre. 

 

El mundo de antes está muerto. No vuelve nunca más. Es imposible. Mira, te pongo un ejemplo, yo soy de la Unión Soviética. El 26 de diciembre de 1991 murió mi país. Yo no soy ruso, yo soy soviético, y ese año murió mi país. Igual que el mundo que hemos dejado el 31 de diciembre de 2019, ese mundo está muerto, está fuera de cualquier imagen del futuro. Lo que estamos viendo ahora mismo es el nacimiento de algo absolutamente distinto, todo lo de antes, nuestra forma de entender el mundo, nuestra forma de interactuar con la gente, todo esto desaparece. Y va a ser remplazado por el nuevo mundo. Si puede la élite, sería el mundo del dinero digital planetario, de la vigilancia total, del control férreo total. Pero tenemos que oponernos como humanidad a eso porque nosotros sí tenemos esta chispa divina de la razón, y tenemos que usarla, no como los borregos que ellos quieren que seamos, sino como seres humanos con mayúscula.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA