El Pitt: El presunto emisario de El Mayo Zambada en Colombia
Publicado el: 03/05/2022 03:23:09 p. m. en
El Pitt: El presunto emisario de El Mayo Zambada en Colombia
 

 


La DEA lo identificó como un importante capo buscado mediante una ficha roja de la Interpol en los 196 países donde tiene presencia, pero en Culiacán fuentes de seguridad revelaron que en realidad es un personaje sin peso en el Cártel de Sinaloa, pues más bien se marchó a Colombia como una especie de castigo, no tanto para negociar. Sin embargo, la Policía Nacional de aquel país lo dibujó como un hombre con poderes plenipotenciarios, con don de mando para estrechar lazos con grupos criminales colombianos surgidos de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, o al menos la disidencia que queda. Con todo, los datos que advierten que Donaciano Olguín Verdugo fue vigilado durante más de 15 días, los dio a conocer el gobierno colombiano, puesto que el sinaloense se dejó ver en demasiados lugares públicos, acompañado siempre por una rubia y exhibiendo un exotismo que representa el más puro cliché del narco mexicano.

 

 

Por Santiago Rentería.

 

 

El 17 de febrero pasado, la DEA pasó información a sus colegas colombianos de la División Antidrogas de la Policía Nacional de Colombia advirtiendo que acababa de ingresar al país un hombre robusto, de estatura más bien alta y con tatuajes peculiares en los brazos que llevaba la encomienda de negociar con antiguos liderazgos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que ahora se dedican al narcotráfico.

 

Se trataba de Brian Donaciano Olguín Verdugo, alias El Pitt, un sinaloense nacido en Culiacán de 39 años de edad, de barba y estómago prominente. De acuerdo con las autoridades colombianas, el pitazo de la agencia estadounidense encendió las alarmas y de inmediato activaron el protocolo de búsqueda.

 

Los datos de la DEA eran precisos en cuanto al grupo con el que trabaja El Pitt, pues a decir de estas investigaciones, era el emisario de El Mayo Zambada para coordinar los envíos de cocaína hacia Centroamérica, y posteriormente continuar la ruta a México y a Estados Unidos.

 

Las características y el perfil criminal de este hombre eran precisas, señaló la Policía Nacional tras capturarlo: una persona de complexión gruesa con tatuajes y una estatura de 1.78 metros; recatado, discreto y que solo utilizaba las aplicaciones móviles para comunicarse con sus enlaces mediante el uso de claves cifradas.

 

 

El seguimiento

 

 

Con estos datos, comenzó la cacería. De acuerdo con la Policía Nacional, lo primero que consiguieron fueron las imágenes de las cámaras de seguridad de los filtros de desembarque del aeropuerto José María Córdova de Ríonegro, ciudad Medellín, departamento de Antioquia.

 

El Pitt fue recibido en este puerto aéreo ubicado en las afueras de Medellín por una rubia, al parecer modelo y compañera sentimental, pues con ella estuvo todo el tiempo durante su estancia entre Medellín, El Valle del Cauca y Cali.

 

De Medellín continuó su viaje al sur del país en vehículo, al parecer blindado, y además se le unieron a él guardaespaldas para proteger su integridad.

 

Según el seguimiento, sostuvo reuniones en el mes y medio que estuvo moviéndose en el territorio con exintegrantes de las FARC como Iván Mordisco, Gentil Duarte, y con traficantes de Cauca y Nariño como Dagoberto Ramos, Carlos Patiño y Jaime Martínez

 

Era en Cali en donde se encontraba con la modelo rubia que lo acompañaba, sobre todo en las noches, en un departamento que alquiló en un lujoso condominio del barrio Ciudad Jardín, uno de los complejos más exclusivos de Cali.

 

Poco a poco la División Antidrogas fue consiguiendo más datos, rastros que dejaba el culichi por todos lados y que permitieron que 15 días antes de su arresto, lo estuvieron vigilando de cerca, tomando videos y fotografías, así como siguiendo por Instagram a la novia de alquiler que mantenía Donaciano.

 

Para esto movilizaron a agentes encubiertos a Cauca, Valle, Nariño y Cali, en esta última su ciudad de descanso y placer, en donde visitaba de manera regular restaurantes y bares en sectores exclusivos en donde además acostumbran ir mexicanos.

 

En una ocasión se fue a pasear con la novia a la estatua de Cristo Rey en el cerro de Los Cristales, en donde ambos se tomaron fotos besándose. Una de estas imágenes ella la subió a Instagram.

 

De Valle lo siguieron a Cali, hasta el departamento de Ciudad Jardín. Una vez que se le encontró en el condominio de lujo, la vigilancia fue permanente durante días esperando el momento de entrar y capturarlo.

 

Para eso los agentes antidrogas y los de la DEA idearon infiltrar el sistema de seguridad del edificio de condominios. Suplantaron a la persona que atiende la recepción, porque además El Pitt era cuidado por sujetos armados en los alrededores.

 

La Policía Nacional señaló que el procedimiento para su arresto se montó el pasado viernes 8 de abril durante la mañana, cuando los elementos policiacos comenzaron a rodear el complejo de manera gradual para no levantar sospechas y encender las alertas.

 

Alguien le avisó a Donaciano que había movimientos extraños afuera del edificio, por lo que tomó el teléfono y llamó a la recepción, en donde un policía tomó el auricular haciéndose pasar por empleado y le comentó que todo estaba en orden.

 

Es una visita de rutina, le dijo a El Pitt, quien volvió a lo suyo en el departamento, pero ya estaba rodeado. No pudo escapar y fue esposado por los agentes del orden.

 

La Policía Nacional le notificó que tenía una orden de extradición solicitada por la Corte Federal del Distrito Sur de California por el cargo de conspiración para importar cocaína.

 

Los datos oficiales señalan que durante el proceso investigativo que condujo a la captura de este ciudadano mexicano se conocieron más detalles de su presencia en el país: se reunía constantemente en sectores exclusivos y por cortas horas con personas para coordinar la adquisición y transporte de las drogas ilícitas.

 

Incluso El Pitt dijo a los policías que lo capturaron que su poder en México era tal que, si lo hubieran agarrado en su país, un escuadrón armado lo habría liberado en segundos. Y les ofreció un soborno de mil millones de pesos si lo dejaban en libertad. Cosa que no sucedió.

 

El propio general Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional, dijo que Donaciano ofreció este soborno.

 

“Creemos que este resultado es el más importante en términos de capturas de los delegados de carteles de México que vienen a delinquir con narcotráfico de las FARC en el Cauca”.

 

 

¿Qué es la estrategia Esmeralda?

 

 

De acuerdo con la Policía Nacional, la estrategia Esmeralda tiene como objetivo lograr establecer unas nuevas alianzas y acciones en la lucha contra este fenómeno, de acuerdo con la realidad del Siglo XXI, y para ello Colombia espera trabajar con 45 países del orbe para extender la colaboración contra el narcotráfico.

 

Las autoridades han dicho que la estrategia Esmeralda lo que plantea es enfrentar el fenómeno de la producción y tráfico de drogas, enfocado no solo en el narcotráfico, sino en afectar las ganancias criminales, lo que plantea una responsabilidad que envuelve las dinámicas delictivas.

 

La estrategia Esmeralda se proyectó para desarrollarse entre 2022 y 2030 y se basa en cinco pilares y tres ejes transversales. La dirección de Antinarcóticos de la Policía se apoya en Interpol, Europol, además de diez agencias internacionales para articular la estrategia y así lograr mayor interacción con los países aliados en la lucha contra las drogas.



DEPRIMERA VISIÓN
EN RETROSPECTIVA
REPORTAJE
VISIÓN LITERARIA
OBSERVATORIO DEPORTIVO
ENCUESTA
¿Alguno de los candidatos o candidatas a la gubernatura realmente le despierta entusiasmo como para salir a votar por él o ella?
No
 
 
 
 
 
 
Created with Poll Maker